miércoles 23.10.2019

La actualización en diabetes 2 viene a través de varias fuentes

La actualización en diabetes 2 viene a través de varias fuentes

A la hora de la actualización y de la formación de los profesionales sanitarios, los estudios prospectivos son una buena fuente, ya que los pacientes se incluyen a partir del momento en que se decide su comienzo, permiten obtener incidencias, una mejor planificación y control del estudio lo que mejora la validez de los resultados. Los descriptivos logran generar hipótesis y servir a la planificación sanitaria, es decir, a la toma de decisiones en el ámbito laboral. También son de gran utilidad los ensayos clínicos por ser estudios aleatorios controlados, que valoran nuevos tratamientos y técnicas diagnósticas en sujetos individuales.

En definitiva cada tipo de estudio tiene ventajas e inconvenientes y a la hora de optar por uno de ellos, hay que partir de la idea de que no hay diseños perfectos, todos pueden conllevar distintos tipos de errores y sesgos. A menudo, además de los factores relacionados con el objetivo del estudio o con el conocimiento previo del tema, factores de orden económico, ético o estratégico y práctico pueden hacer descartar opciones metodológicamente óptimas pero impracticables. En este sentido, se debe recordar que el proceso de publicación de un artículo se basa en la credibilidad la verdad, la autenticidad y la honestidad científica. Hay una serie de buenas prácticas como detallar con precisión resultados de la investigación, favorecer la integración entre comunidades científicas, transparencia y protección de las personas. Por lo que no todos los estudios presentan la misma credibilidad, dependiendo del diseño, país y determinados intereses.

Evidencia

Por tanto, la credibilidad se establece en función de la fuente de procedencia y el nivel de evidencia. Y es la fuente de donde provenga esa información y el aval científico de donde se haya lo que asegura la credibilidad de la información aportada.

Revistas científicas, publicaciones y congresos médicos son las fuentes de información de las que más se nutren la mayoría de los especialistas. En este contexto, los medios digitales se van imponiendo por ventajas obvias de tiempo, disponibilidad inmediata, bajo precio e información globalizada y actualizada.

También la visita médica ofrece una puesta al día con las publicaciones sobre productos y patologías.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas Isidro Domingo Godoy García, María del Carmen Mendoza Padrón, Mirna Lara Mota, José María Narváez Martín, Alfredo Bartolomé Andrés, Mikel Gotzon Casado Goti, Antonio Rivas Mena, Ernesto Rivas Mena, José Francisco Felipe Olivero, Miguel Ángel Hernández Hernández, Rolando Espinosa Sosa, Pedro José de la Paz Gutiérrez, de Santa Cruz de Tenerife, y Pablo Tallón Povedano, Dolores Medina Pérez, José María La Rubia Nieto, Pedro Ballesteros Álvarez, Antonio Arboledas Márquez, Lorenzo Escabias Andreu, José Ignacio Martínez Campos, Matilde Morales Rodríguez, Jesús Pegalajar Martínez y  José Carrión Martínez, de Jaén.

x