La derivación a especializada de los diabéticos se hace de forma coordinada

Actualmente, se tratan en la consulta de Atención Primaria a casi todos los pacientes con diabetes mellitus, se deriva poco a los Servicios de Endocrinología. Se hace con los pacientes jóvenes con diabetes tipo 1, insulinodependientes, algunos con mal control metabólico y que no siguen adecuadamente la dieta y los fármacos que se le prescriben, y pacientes con patologías asociadas. A estos hay que añadir embarazo en mujer diabética, menores de 40 años con diagnóstico de diabetes, pacientes que no hacen nada de lo que se les indican como medida última para que cambien su actitud y como respaldo legal ante las consecuencias que puedan surgir de la falta de adherencia al tratamiento. Otro posible grupo de derivación son los diabéticos con complicaciones neurológicas y macrovasculares, con nefropatía diabética, con cociente albumina creatinina >300 a pesar de un tratamiento adecuado, con hipertensión refractaria tratada, con creatinina >2, filtración glomerular <30 y anemia secundaria a enfermedad renal crónica.

A la hora del abordaje, los especialistas de Primaria opinan que con el arsenal terapéutico actual se pautan los tratamientos y se realizan los seguimientos, salvo que aparezcan otras patologías, como insuficiencia renal, cardiaca, obesidad,…, que precisen la colaboración con otras especialidades.

Tiempo de espera

Por lo general, el tiempo medio que tardan los pacientes en acceder al endocrinólogo oscila entre 6 y 9 meses, aunque se echa de menos una vía rápida de acceso a esta especialidad, ya que muchos pacientes ante el empeoramiento de su enfermedad y cuando empieza a haber complicaciones micro y macro vasculares optan por acudir a la medicina privada.

La derivación al Servicio de Endocrinología lo perciben como algo dentro de la normalidad, no como un agravamiento de su diabetes. Si se deriva es por la aparición o por el empeoramiento de las complicaciones micro o macrovasculares, llevando implícito un aumento de la morbi-mortalidad.

Interconsultas

A la hora de consultar entre primaria y especializada, además de las interconsultas presenciales, que se utilizan habitualmente para derivar casos, existen diversas opciones que permiten consultar puntualmente sobre un paciente concreto, siendo la oficial la propia del módulo de trabajo, llamada interconsulta no presencial, mediante la cual se expone el problema en la plataforma de trabajo, el endocrinólogo la contesta, y se carga una notificación en el panel informático con su respuesta.

Otras formas de consulta puntual serían el correo electrónico corporativo, el teléfono o acudir directamente a la consulta del especialista.

Detectar errores en la farmacia

En este contexto, el farmacéutico puede ayudar al médico porque conoce el día a día del paciente y puede estar atento a posibles errores relacionados con la medicación. Si hay comunicación, se minimizan los efectos indeseables relacionados con la medicación, la eficacia de los tratamientos, lo mejora y el aumento del cumplimento terapéutico.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Medicina de Familia Rodolfo Castillo Wandossell, Emilio Ángel Macanas Pérez, Francisco Ramírez Espín, Juana María Garrido González y José Alfonso Alemán Martínez, de Murcia; Manuel Aguirre Pardillos, Juan Dimas García, Heliodoro Ibáñez Bargues y Fernando Fenollosa Adam, del Centro de Salud Sueca; Enrique Almenar Cubells, José Pascual Espuig Aviño y Enriqueta Hernández Hernández, del Centro de Salud Benifaio; Gonzalo Carles Hueso, Mª Ángeles Coloma García, Pascual Mañes Vicente, Pedro Moreno Pareja y Mª Jesús Sirera Corbin, del Centro de Salud Serrería I, todos en Valencia, y Manuela María Salgado Novoa, Tomás Dalama González, Manuel Rey Rionegro, Camila Fraga González, Miguel Ángel González Rodríguez y Ángel Martínez Vidal, del Centro de Salud de Verín.

x