Las modificaciones en el estilo de vida es el principal miedo tras el diagnóstico de diabetes

El farmacéutico, al ser la persona de fácil accesibilidad, es la que resolverá dudas de la farmacocinética y la posología

Las principales dudas y miedos que aparecen tras el diagnóstico de la diabetes tipo 2 son las relacionadas con el tratamiento y con la necesidad de tener que recibir en algún momento un tratamiento inyectado, como la insulina. Inicialmente si se inicia manejo higiénico-dietético o tratamiento con antihiperglicemiantes orales, los pacientes no suelen tener muchos inconvenientes, aunque la tasa de adherencia del cambio de los hábitos de vida no es la óptima. Es necesario por parte del personal sanitario concienciar a los diabéticos sobre la necesidad de un buen control glicémico para evitar estos efectos deletéreos futuros, ya que esta no es una de sus principales dudas en el momento del diagnóstico de la enfermedad. Porque básicamente hay un miedo a tener que aumentar el control hacia uno mismo y el tratamiento a seguir.

El paciente después de ser diagnosticado de DM tipo 2 va adquiriendo una serie de inquietudes. En un principio acude a su médico, desde el momento en que se realiza el diagnóstico, para solventar las dudas, porque le considera personal cualificado para orientarle sobre las características de su patología y el modo de abordarla. Además le considera una fuente confiable de información que, con sus conocimientos y preparación, será capaz de ayudarle.

En la actualidad, hay disponible múltiples fuentes de información que, en ocasiones, lejos de ayudar al entendimiento de la patología y solventar inquietudes, se convierten en fuente de interrogantes. Tanto el médico, enfermería y todos los profesionales de la salud tienen la preparación suficiente para aclarar sus inquietudes con la máxima profesionalidad, pero es el médico el que confirma y comunica el diagnóstico.

Papel de las asociaciones de pacientes

En cuanto a las asociaciones de pacientes, muchos diabéticos desconocen su existencia, aunque funcionan muy bien y es un buen lugar para poder compartir experiencias. Es de suma importancia que dentro de las asociaciones participe personal sanitario para que verifique su correcta funcionalidad y ofrezca consejo. 

Las nuevas tecnologías resultan muy útiles para obtener información para el paciente en temas relativos al estilo de vida, consejos de pacientes, información relevante en cuanto a medidas higiénicas,..., que le pueden aportar valor añadido. Los criterios clave que el paciente debe saber para poder discriminar una fuente como fiable o no siempre es la procedencia.

Información accesible

Las nuevas tecnologías hacen que la información sea más accesible para la gran mayoría de pacientes, permite la interacción y la actualización sobre los avances científicos.

Pero en el otro lado de la balanza está que en ocasiones la información no está contrastada con fuentes de calidad, lo que hace que se manejen conceptos y valoraciones erróneas, que lejos de ayudar a solventar dudas generan confusión y temor en los pacientes.

La dieta y el ejercicio son las medidas de más difícil cumplimiento por parte del paciente, debido fundamentalmente a la necesidad de mantener la continuidad durante toda su vida. Solo aquellas personas con un nivel cultural medio-alto son las que normalmente son conscientes de la gravedad del problema y se regirán a las normas establecidas y lograrán sus objetivos. La población de bajo nivel cultural y de escaso nivel económico, en muchos casos, tomara la medicación, pero no se rigen por un programa adecuado de dieta y ejercicio. De manera que no lograrán objetivos y tendrán un alto porcentaje de tener un evento. La tipología de dieta con la toma de hidratos de carbono de acción lenta en su porcentaje adecuado de forma metódica y junto con la actividad física aeróbica constante es lo que más cuesta al paciente seguir. Es cierto que una vez se informa el paciente acepta las sugerencias, pero existe un porcentaje que al no observar la gravedad no las toma en consideración.

Apoyo de la farmacia

El papel de familia, cuidadores y farmacéutico es de gran apoyo. De hecho, el mejor acompañamiento para el paciente con diabetes es el que se hace desde una actitud de cariño y seguridad, siendo ese el papel de la familia. Desde el punto de vista psicosocial, la diabetes surge en el seno de la familia y no en una persona aislada. La diabetes irrumpe en la vida de la familia y ésta se ve obligada a reorganizarse para adaptarse a esta nueva situación.

El farmacéutico, al ser la persona de fácil accesibilidad, es la que resolverá dudas de la farmacocinética y la posología. Debe permanecer alerta y juega un papel clave ya que en las franjas de tiempo que el paciente pase entre visita a su centro de salud deberá ayudar al paciente ofreciendo un control y seguimiento de las pautas establecidas.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Medicina Familiar Marta Gragea Nocete, Yolanda Duran Morales, Jordi Brunet Costa y Fauri Tamayo Camacho, de Terrassa; Jordi Seuba Garces, Alain Velázquez Rego y Beatrice Morna Bejenaru, de Barcelona, y Miquel Colomer Giner, José Enrique Chueca Fernández,  María Luisa Oliver Schornstein y Victoria Angels Vila Marquez.

x