La telemedicina ayuda al control de la diabetes 2

La telemedicina se puede definir como la consulta no presencial. Está cada vez más utilizada, ya que es una nueva herramienta que también sirve para que el paciente se pueda descargar un informe, analíticas y sus recetas. Es la prestación de servicios médicos a distancia, que puede ser tan simple como dos profesionales de la salud discutiendo un caso por teléfono, hasta la utilización de avanzada tecnología en comunicaciones e informática para realizar consultas, diagnósticos o cirugías a distancia y en tiempo real. Una de las ventajas que ofrece la telemedicina es la amplitud de especialistas para poder efectuar una consulta y obtener un diagnóstico certero con el tratamiento adecuado, o en algunos casos realizar una segunda opinión médica.

Hoy en día se puede hacer telediagnosis; un diagnóstico a distancia o diagnóstico remoto. Es la técnica que mayor impacto causa, dadas las múltiples ventajas con que se presenta y el amplio aprovechamiento de la tecnología. Consiste en evaluar o asistir en la evaluación médica de un paciente desde un centro hospitalario que se encuentre distante, haciendo uso de las telecomunicaciones para llevar a cabo esta acción.

También se puede hacer la consulta por medio de videoconferencia. Es factible convocar una reunión de especialistas que estén en diferentes locaciones (sin límites geográficos), a fin de debatir diferentes situaciones, la única limitación son los recursos tecnológicos y de telecomunicaciones.

Otra de las cosas que se puede hacer gracias a la telemedicina es el monitoreo remoto de pacientes, con la posibilidad de medir y monitorear algunos parámetros del organismo de los pacientes a través de medios electrónicos y de comunicación remota. Entre estos parámetros se encuentran la glucosa, la presión arterial, etc.

Con respecto al almacenamiento digital o ficha electrónica, el proceso consiste en la implementación del respaldo digital de documentos tales como fichas médicas (documentos clínicos electrónicos CDA HL7), imágenes radiológicas o exámenes, de manera de agilizar procesos internos y disminuir el espacio físico de almacenamiento de los mismos. Además esto abre posibilidades de obtención de diagnósticos que no sea en tiempo real por medio de correo electrónico, o la publicación de resultados de pruebas para ser consultados por los pacientes.

Cercanía

La telemedicina se va implantando de forma diferente en las consultas. Pero hay que recordar que sirve para acercar el paciente a su equipo sanitario, realizar interconsultas de forma inmediata, foros, etc.. El uso de los smartphones es también algo cotidiano y existen numerosas aplicaciones disponibles para ayudar al autocontrol y seguimiento de los pacientes con diabetes tipo 2, los nuevos medidores y equipos para monitorizar la glucosa que son de gran utilidad. También hay disponibles nuevos sensores que se conectan a los dispositivos electrónicos para llevar en tiempo real el comportamiento de la enfermedad. Cada vez hay más acceso a diferentes herramientas tecnológicas novedosas que se pueden sumar al arsenal para el manejo de la diabetes.

Las cartillas electrónicas son de gran utilidad, puesto que se pueden realizar modificaciones en el tratamiento de forma inmediata. Se están introduciendo poco a poco en la práctica clínica y serían buenas para enfermería.

La tecnología también ha hecho posible que cada día sean más habituales los foros en internet donde los pacientes pueden comentar sus dudas o intercambiar opiniones sobre la diabetes. A día de hoy, se puede consultar cualquier enfermedad por internet pero hay que tener en cuenta que mucha de esta información no tiene base científica, por lo que hay que tener cuidado al hacer las búsquedas.

Aportar información

El papel del farmacéutico es fundamental para solucionar las carencias informativas de los pacientes y, con ello, contribuir al uso más racional del medicamento y facilitar la adherencia a los tratamientos. De hecho, juega un papel importante en la mejora de la calidad de vida del paciente mediante la indicación y seguimiento terapéutico. Este papel es esencial que esté basado en la cooperación entre el médico y otros profesionales del ámbito sanitario para asegurar una atención sanitaria integral basada en la seguridad, calidad y eficacia. Puede ayudar en el control de los parámetros biológicos como el colesterol, tensión arterial,… con el objetivo de mejorar la salud y bienestar del paciente.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores Aleix Millet López, Guadalupe Fernández Esteve y María Vila Royo, de Barcelona; los especialistas en Medicina de Familia Ovidiu Ioan Nicsa, Alejandro Cristo Borges, Ramón José González Alonso y Rocío Portales Ponce, también de Barcelona; Rosa Cortes Serra, José Carrasco Cantos, Ramón Usoz Otal, Adelaida Chia Mena, Ana Martínez Ramírez, Armando Jurado Fortoul, Eduardo Rebollo Hernamperez, Antonio Jiménez Martorell, Juan Noguera Bennaser, Miguel Puigserver Colom, y Juan Manuel Agramonte Bucho.

x