jueves 21.11.2019

La continuidad asistencial del paciente con STUI se basa en una buena comunicación de los profesionales implicados en su manejo

Los equipos de Primaria son un pilar fundamental dentro del sistema sanitario. Junto a la farmacia comunitaria trabajan para ofrecer la mejor asistencia del paciente con síntomas del tracto urinario inferior (STUI)

La continuidad asistencial del paciente con STUI se basa en una buena comunicación de los profesionales implicados en su manejo

Desde la farmacia comunitaria se tiene una posición de cercanía y accesibilidad al paciente, por lo que su papel es fundamental a la hora de detectar pacientes con posibles STUI y derivar al médico de Atención Primaria (MAP) para diagnóstico. “Esta derivación podemos hacerla no solo en este punto inicial, sino también durante el tratamiento y seguimiento del paciente, si la evolución de la enfermedad o de los síntomas no son los esperados”, comenta Montserrat Lage, presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) de Galicia.

De hecho, es importante que el farmacéutico recoja la información que será útil para elaborar un informe sobre su situación, con datos como edad, antecedentes familiares y personales, síntomas y tiempo de evolución, enfermedades y tratamientos concomitantes, poniendo especial atención en los que puedan influir en el funcionamiento normal de vejiga y próstata, como diuréticos, simpaticomiméticos, anticolinérgicos, ADT…, hábitos higiénico-dietéticos y estilo de vida, entorno y actividades que realiza en su vida diaria.

También es recomendable invitarle a rellenar un diario miccional y realizarle cuestionario de calidad de vida que pueda orientar sobre su percepción de gravedad. “Ante la sospecha de STUI tras la recogida de todos estos datos, procederemos a ofrecer medidas higiénico-dietéticas y cambios en el estilo de vida, y derivaremos al paciente que cumpla criterios de derivación a su MAP con el informe, que podrá serle útil”, apunta la farmacéutica.

Síntomas frecuentes

Los despertares nocturnos frecuentes, poliuria nocturna, con afectación del sueño y, en ocasiones, la urgencia para ir a orinar son los síntomas más frecuentes que presentan los hombres.

En opinión de Lage, a estos síntomas les dan importancia porque en muchos casos limitan gravemente la calidad de vida del paciente interfiriendo en las actividades diarias. “Es verdad que algunos pacientes se resignan, achacándolo a la edad, y existe mucho pudor y vergüenza para hablar de estos temas; por eso es fundamental que estemos atentos a síntomas y signos, y seamos los farmacéuticos quienes facilitemos a los pacientes hablar sobre el tema. Debemos tener en cuenta que esta sintomatología puede provocar aislamiento, depresión, caídas cuando se levantan por la noche a orinar, etc.”

La comunicación entre farmacéuticos y MAP es aún un reto. “Hay un gran desconocimiento del trabajo que hacemos. Me parece imprescindible que trabajemos de la mano, dando continuidad unos al trabajo de otros, siguiendo protocolos y criterios comunes. Los equipos de Primaria son un pilar fundamental dentro del sistema sanitario junto a la farmacia comunitaria, y trabajando juntos podemos darle un enorme impulso que redundará en beneficio del paciente”, comenta Lage, quien añade que “necesitamos trabajar la comunicación entre los distintos profesionales y que haya buen feedback para lograr una verdadera continuidad asistencial”.

Criterios de derivación

En cualquier protocolo de actuación siempre es importante tener claros los criterios de derivación al médico de Primaria, del mismo modo que se hace desde Primaria a Especializada. “Si te acostumbras a trabajar así, realmente resulta muy sencillo. Debemos de educar al paciente para que sienta esto como el procedimiento normal, partiendo del establecimiento de un vínculo de confianza y empatía con él, de forma que participe activamente en el proceso”.

Tal y como comenta la especialista, “desde la farmacia tenemos una posición privilegiada por cercanía al paciente, que debe ser aprovechada para detección de pacientes ocultos, educación sanitaria y derivación de los pacientes que lo necesiten a su MAP. Farmacia juega un papel fundamental en la mejora de la adherencia terapéutica, reforzando los consejos y pautas marcadas por el médico y enfermero, detectando pacientes no adherentes y causas del incumplimiento y trabajando para facilitar la adherencia. No olvidemos que muchos de estos pacientes son mayores, no tienen entornos favorables, padecen otras enfermedades crónicas y consecuentemente utilizan un gran número fármacos”.

Desde la farmacia comunitaria se cuenta con herramientas para manejar esta situación, como el uso de sistemas personalizados de dosificación (SPD), la receta electrónica, etc.

x