El Programa conSIGUE reduce el gasto sanitario y mejora la calidad de vida del paciente

La intervención del farmacéutico en el seguimiento farmacoterapéutico podría suponer un total de 2.272 millones de ahorro al sistema

La intervención del farmacéutico en el seguimiento farmacoterapéutico consigue reducir un 54,1 por ciento los problemas de salud no controlados; un 53,1 por ciento el porcentaje de pacientes que acuden a Urgencias; un 59,8 los casos de hospitalización y logra una reducción media de consumo de 0,39 medicamentos. Estos resultados suponen un ahorro estimado de 303 millones de euros en medicamentos, 340 millones de euros en visitas a Urgencias y 1.629 millones en ingresos hospitalarios, lo que suma un total de 2.272 millones de ahorro al sistema. Además, se produce un beneficio asociado de 2.108 millones por incremento de la calidad de vida (AVAC). Son las principales conclusiones del 'Informe Nacional 2014-2016 del Programa para la Implantación y futura sostenibilidad del Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico en la Farmacia Comunitaria' o Programa conSIGUE, promovido por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y la Universidad de Granada.

Jesús Aguilar, presidente del Consejo, ha comentado que los resultados de este programa “han permitido certificar que la actividad asistencial del farmacéutico mejora la salud de los pacientes y contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario. Se trata de un proyecto innovador, en línea con las grandes estrategias nacionales e internacionales de cronicidad, envejecimiento y polimedicación”.

En esta iniciativa los profesionales de la farmacia juegan un papel destacado, y muy especialmente la figura del formador colegial (FoCo), como ha indicado Héctor Castro, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña: “Las funciones del formador colegial varía según los colegios; por ejemplo, en Coruña visita las farmacias al menos una vez al mes para detectar las barreras que se encuentran los farmacéuticos para implantar de forma adecuada el servicio. Su misión es generar un plan de actuación para potenciar y facilitar el programa”.

Este formador es elegido por el colegio farmacéutico provincial mediante una convocatoria pública de empleo a la que se pueden presentar los candidatos. Entre los requisitos, destacan cualidades como aptitudes comunicadoras, asesoramiento, conocimiento de márketing, empatía, etc. Entre sus funciones están contactar directamente con las farmacias, diseñar la formación, organizar seminarios, trabajo en equipo, etc.

Con los mismos medios y con poco respaldo de la Administración

Las oficinas de farmacia adscritas al programa conSIGUE han tenido que cambiar su filosofía de trabajo y realizar el seguimiento farmacoterapéutico “con los mismos medios, en el día a día y de forma rutinaria”, como ha dicho Héctor Castro, quien ha lamentado “la falta de respaldo firme por parte de las administraciones sanitarias”.

Por su parte, Fernando Martínez, uno de los impulsores del programa conSIGUE y miembro del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada, ha comentado que en la actualidad forman parte de esta iniciativa los colegios farmacéuticos de Albacete, Ciudad Real, Córdoba, A Coruña, Granada, Guadalajara, Guipúzcoa, Huelva, Las Palmas, Navarra, Santa Cruz de Tenerife y Valencia; además, próximamente se unirán seis colegios más.

x