martes 07.04.2020

Transparencia: Farmaindustria lleva a cabo el seguimiento de casi 4.000 reuniones científico-profesionales en 2019

Informe anual de la Unidad de Supervisión Deontológica (USD)
foto
foto

La actividad de seguimiento y control que Farmaindustria lleva a cabo sobre las actividades que realizan los laboratorios en las que existe una colaboración con organizaciones y profesionales sanitarios se centró el pasado año en casi 4.000 reuniones científico-profesionales, en las que apenas se detectaron incidencias.

Dicha labor es desarrollada por la Unidad de Supervisión Deontológica (USD) de Farmaindustria, que vela por el cumplimiento del Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica.

En concreto, estudió la idoneidad de 3.884 reuniones y congresos, de los cuales 3.777 (un 97,2 por ciento) resultaron sin incidencias. La USD abrió 45 expedientes y calificó de “improcedentes” algo más de una veintena de colaboraciones de los laboratorios en la celebración de reuniones científico-profesionales; cinco de ellas pudieron realizarse finalmente, tras comprobar que se habían hecho las modificaciones necesarias que facilitaban la participación de la industria, mientras que 19 no pudieron llevarse a cabo.

En cuanto a la naturaleza de estas reuniones, el 57,5 por ciento de ellas estuvieron organizadas por un tercero, y el 42,5 por ciento fueron a iniciativa de las propias compañías.

Y en lo referente al perfil profesional, se trata principalmente de médicos, que representan el 93  por ciento de los profesionales sanitarios que participan en los encuentros.

Denuncias

Por otro lado, durante el pasado año, la USD presentó un total de tres denuncias contra laboratorios, de las cuales dos de ellas fueron resueltas en mediación ante la Comisión Deontológica, con expreso reconocimiento de la infracción y aceptación de las medidas correctoras, y una de ellas se encuentra pendiente de resolución.

“La ausencia de incidencias en las reuniones y congresos es la mejor prueba de que el compromiso de las compañías con las buenas prácticas en materia de formación de los profesionales sanitarios, así como de las sociedades científicas y otras organizaciones sanitarias, se ha consolidado”, valora el director de la USD, José Zamarriego.

Control de estudios

Durante 2019, la USD revisó 310 estudios de investigación de mercado realizados por los laboratorios farmacéuticos. El 96,7 por ciento de ellos, es decir 300, fueron analizados sin incidencias. En cuanto a los 10 restantes, la USD pidió cambios en aspectos relacionados con la elaboración de los estudios (metodología, tamaño de la muestra…) para su aprobación.

Por su parte, en 2019, el 95 por ciento de los servicios realizados por organizaciones y profesionales contratados por los laboratorios y que fueron revisados por la USD (336 de un total de 354) se ajustaron a lo establecido en el Código de Farmaindustria. En los 18 servicios que sí registraron alguna incidencia, la USD reclamó más información, como número de colaboradores contratados, legítima necesidad del servicio o aportación de documentación adicional.

La colaboración activa en proyectos formativos constituye la forma más recurrente de contratar los servicios de profesionales y organizaciones sanitarias. En 2019, del total de las remuneraciones realizadas por los laboratorios derivadas de los proyectos revisados, el 71 por ciento obedecía a proyectos de naturaleza y carácter formativo.

Transparencia

Una de las claves del Sistema de Autorregulación es la transparencia. Así, la Unidad de Supervisión Deontológica publica a través de su web (www.codigofarmaindustria.org) tanto las sanciones como las mediaciones que se producen en aplicación del Código de Buenas Prácticas.

La web registró en 2019 más de 325.000 visitas. Las áreas más visitadas son las destinadas al listado de actividades formativas y reuniones científico-profesionales (49 por ciento), al Sistema de Autorregulación (15 por ciento) y al Código de Buenas Prácticas (14 por ciento).

Si bien la tarea de supervisión de reuniones científico-profesionales, así como de la contratación de servicios, es una de las principales actividades de la USD, existen otras muchas labores de este órgano de control en su objetivo de velar por la transparencia y el compromiso con la sociedad de la industria farmacéutica innovadora.

De este modo, entre los muchos objetivos que tiene la Unidad para este 2020 destacan ampliar la cooperación con las comunidades autónomas, sociedades científicas y organizaciones de pacientes para un mejor cumplimiento del Código; difundir y compartir la iniciativa de autorregulación de Farmaindustria, o identificar nuevos mecanismos de control y proponer acciones en el proceso de mejora continua del Sistema de Autorregulación. De hecho, la USD ya trabaja en una revisión, mejora y modificación del actual Código, cuya última revisión data de octubre de 2016.

x