miércoles 19.02.2020

El amlodipino podría disminuir el riesgo de gota

En los últimos años han aumentado los pacientes que padecen esta enfermedad según los expertos y el número de personas que cumplen con los umbrales de diagnóstico de hipertensión se ha duplicado
El amlodipino podría disminuir el riesgo de gota

Investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess (Estados Unidos) han mostrado el fármaco contra la hipertensión amlodipino reduce el riesgo de gota a largo plazo. Los resultados, publicados en la revista científica 'Journal of Hypertension'.

La gota se caracteriza por la aparición repentina de dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones y está causada por la formación de cristales de urato en pequeños espacios entre las articulaciones que se acumulan cuando circulan grandes cantidades de ácido úrico en la sangre.

Si bien la gota está vinculada al consumo de algunos alimentos, entre ellos la carne roja, el marisco y el alcohol, también es una complicación común del control de la presión arterial y una razón frecuentemente citada por la que los pacientes no toman sus medicamentos siguiendo las indicaciones de sus médicos. Sin embargo, pocos estudios proporcionan orientación a los médicos que seleccionan medicamentos antihipertensivos para pacientes con riesgo de gota.

"Nuestro estudio es clínicamente relevante, ya que la prevalencia de la gota ha ido aumentando y el número de personas que cumplen con los umbrales de diagnóstico de hipertensión se ha duplicado. Nuestro estudio demostró que el amlodipino se asoció con un menor riesgo de gota en comparación con la clortalidona o el lisinopril, lo cual nunca se había reportado antes", explica el director del estudio, Stephen Juraschek.

Los investigadores llevaron a cabo un análisis secundario de los datos generados por el ensayo del tratamiento antihipertensivo y reductor de lípidos para prevenir el ataque cardíaco, denominado 'ALLHAT'. Este ensayo clínico evaluó el efecto de los medicamentos para la presión arterial en los resultados cardiovasculares en más de 20.000 participantes tratados en 623 centros médicos de América del Norte entre 1994 y 2002.

x