lunes 13.07.2020

Las bebidas a base de cetonas pueden ayudar a controlar la glucemia

Hay una creciente evidencia de que una dieta cetogénica baja en carbohidratos es muy efectiva para controlar el azúcar en la sangre e incluso revertir la diabetes tipo 2

Las bebidas a base de cetonas pueden ayudar a controlar la glucemia

Una nueva investigación de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) ha apuntado que las bebidas de monoéster de cetona, un nuevo y popular complemento alimenticio, podrían ayudar a controlar el azúcar en sangre y, así, ser un complemento ideal en enfermedades como la diabetes tipo 2.

"Ha habido mucho entusiasmo e interés en las bebidas y complementos de cetonas, que en realidad solo han estado en el mercado durante los últimos dos años. Debido a que son tan nuevos, hay muy pocas investigaciones sobre cómo pueden influir en el metabolismo y estamos entre los primeros científicos en observar su uso en personas que no son deportista", señala Jonathan Little, autor principal del estudio, que se ha publicado en la revista 'American Journal of Clinical Nutrition'.

Los suplementos de cetonas están demostrando ser un terreno fértil para la investigación de la diabetes tipo 2 porque, según el investigador, las cetonas son la fuente de combustible natural del cuerpo cuando está en cetosis, el subproducto metabólico de consumir una dieta baja en carbohidratos y cetogénica.

"Hay una creciente evidencia de que una dieta cetogénica baja en carbohidratos es muy efectiva para controlar el azúcar en la sangre e incluso revertir la diabetes tipo 2. Queríamos saber qué pasaría si se dieran cetonas artificiales a quienes tienen obesidad y están en riesgo de padecer diabetes tipo 2 pero que no han estado a dieta", detalla Little.

Para probar la idea, su equipo de investigación pidió a 15 personas que consumieran una bebida de cetonas después de ayunar durante la noche. Después de treinta minutos, se les pidió que bebieran un fluido que contenía 75 gramos de azúcar mientras se tomaban muestras de sangre. La bebida parecía situar a los pacientes en una especie de estado pseudocetogénico en el que eran más capaces de controlar sus niveles de azúcar en la sangre sin cambios en su insulina. "Demuestra que estos suplementos pueden tener un potencial real como una herramienta valiosa para quienes tienen diabetes tipo 2", defiende Little.

Sin embargo, el investigador recuerda que los suplementos de cetonas no son una solución milagrosa para controlar la enfermedad. "Hay un número de problemas que todavía tenemos que resolver, incluyendo el hecho de que todavía no sabemos cuáles son los efectos a largo plazo del consumo de cetonas. Y eso sin mencionar que la bebida en sí misma sabe absolutamente terrible. Pero para aquellos que no son capaces de seguir una estricta y desafiante dieta cetogénica o para aquellos que buscan una nueva forma de controlar los azúcares en la sangre, esta puede ser otra estrategia para ayudar a controlar la diabetes tipo 2", concluye.