Los fumadores tienen tres veces más probabilidades de morir por enfermedad cardiovascular

En Australia pierden la vida hasta 6.400 personas anualmente por accidentes cardiovasculares provocados por el tabaco

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Australia (ANU) ha concluido que los fumadores tienen el triple de riesgo de morir por enfermedad cardiovascular y presentan el doble de posibilidades de sufrir un ataque cardiaco, un accidente cerebrovascular o insuficiencia cardiaca.

Para el desarrollo de este estudio, publicado en 'BMC Medicine', el equipo ha evaluado 190.000 fumadores y no fumadores australianos con el objetivo de mostrar los efectos que el tabaquismo causa en el sistema cardiovascular. Durante su participación, los voluntarios realizaron un cuestionario donde se incluía información sobre factores sociodemográficos, comportamientos de salud, altura, peso corporal, historial médico, capacidad funcional y actividad física.

De este modo, ha puesto de relieve que fumar causa hasta 11.400 hospitalizaciones coronarias del corazón anualmente y 31 al día. Asimismo, se estima que en Australia pierden la vida hasta 6.400 personas anualmente por accidentes cardiovasculares provocados por el tabaco.

Los hallazgos han concluido que los fumadores presentan el triple de posibilidades de morir a causa de una enfermedad cardiovascular y el doble de sufrir un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular o insuficiencia cardiaca en comparación con las personas que nunca han fumado. Además, son cinco veces más propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares periféricas como la gangrena.

No obstante, la profesora Emily Banks, del Centro Nacional de Epidemiología y Salud de la Población de la ANU, ha puesto de relieve que el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular se duplica en aquellos fumadores que consumen un promedio de cinco cigarros diarios. La investigación ha concluido que dejar de fumar reduce el riesgo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y muertes por enfermedades cardiovasculares.

De este modo, John Kelly CEO de la Fundación Corazón, ha hecho un llamamiento al Gobierno para reforzar el control del tabaco y que este se incluya como una prioridad en la agenda política y en la Estrategia de Prevención anunciada por el Ministerio de Salud australiano.

Por su parte, la doctora Sarah White, directora de Quit Victoria, ha destacado que dejar de fumar antes de los 45 años evita alrededor del 90 por ciento de los riesgos cardiovasculares. Así, ha concluido que "no importa cuánto fumes o cuánto tiempo hayas fumado, el mejor momento para parar es ahora mismo" y, para ello, ha recomendado hablar con su médico de cabecera u otro profesional de salud para obtener consejos.

x