lunes 3/8/20

La OMS califica de "buenas noticias" los datos de la vacuna de Oxford pero avisa de que queda "un largo camino"

Los resultados indican que no hay preocupaciones de seguridad e induce fuertes respuestas inmunológicas
La OMS califica de "buenas noticias" los datos de la vacuna de Oxford pero avisa de que queda "un largo camino"

El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, ha calificado de "buenas noticias" los resultados del ensayo de fase I/II de la vacuna contra el Covid-19 que está desarrollando la Universidad de Oxford (Reino Unido), y que indican que no hay preocupaciones de seguridad e induce fuertes respuestas inmunológicas.

No obstante, Ryan ha avisado de que son datos de fase 1, por lo que aún queda un "largo camino" hasta obtener una vacuna. "Ahora hay que probarla en grupos más grandes de la población", ha dicho, para señalar que, una vez que se logre que sea efectiva, el reto pasará por poder fabricarla a gran escala para que esté disponible en todo el mundo.

En este sentido, el experto ha recordado que la OMS ha creado un Acelerador de Vacunas, a través del cual habrá que priorizar las vacunas que se hayan desarrollado. "Tendremos que diseñar políticas y establecer prioridades para el mejor uso de estas vacunas", ha aseverado.

Universalidad de la vacuna

Del mismo modo se ha pronunciado el director general del organismo de Naciones Unidas, Tedros Adhanon Gebreyesus, quien ha avisado de que se necesita compromiso político para que se produzca una distribución "justa" de la vacuna. "Si no hay consenso para que esta vacuna sea un bien público global, los que no puedan permitírsela se quedarán sin ella", ha sentenciado.

No obstante, Tedros ha comentado que no hay que esperar a tener una vacuna efectiva porque se puede vender al nuevo coronavirus "sin ella", a través de un fuerte liderazgo político, la participación de la ciudadanía y una estrategia integral para suprimir la transmisión del virus.

Así, el director general de la OMS ha asegurado que una de las herramientas "clave" para detener los contagios es el rastreo de los contactos de los casos positivos, ya que "ningún país" puede controlar la epidemia si no sabe dónde está el virus.

"Por supuesto, el rastreo de contactos no es la única herramienta, debe ser parte de un paquete integral. Pero es una de los más importantes. Como hemos dicho muchas veces, las medidas de confinamiento pueden ayudar a reducir la transmisión, pero no pueden detenerla por completo. El rastreo de contactos es esencial para encontrar, aislar casos e identificar y poner en cuarentena sus contactos", ha recalcado Tedros.

Asimismo, prosigue, aunque las aplicaciones de los teléfonos móviles pueden contribuir al rastreo de contactos, "nada reemplaza" el trabajo de calle, es decir de los trabajadores formados que van puerta a puerta para encontrar los casos y los contactos, y romper las cadenas de transmisión.

"El rastreo de contactos es esencial para cada país, en cada situación. Puede evitar que los casos individuales se conviertan en grupos de casos, y los grupos se conviertan en transmisión comunitaria. Incluso los países con transmisión comunitaria pueden progresar desglosando sus epidemias en partes manejables", ha enfatizado.