jueves 21.11.2019

Una terapia génica reduce la obesidad y revierte la diabetes tipo 2

Además produce mejoras sistémicas adicionales como una reducción de los triglicéridos circulantes y en la deposición de lípidos grasos en el hígado

Una terapia génica reduce la obesidad y revierte la diabetes tipo 2

La epidemia de obesidad, que afecta a casi 500 millones de personas en todo el mundo, está causada por factores genéticos y ambientales que dificultan el desarrollo de medicamentos eficaces y que manifiestan efectos secundarios severos alejados del objetivo inicial.

Según un estudio publicado en la revista Genome Research, para superar los efectos secundarios de los medicamentos actuales contra la obesidad, los investigadores Jee Young Chung y su equipo de la Universidad Hanyang, en Corea del Sur, desarrollaron una terapia específica de silenciamiento génico contra un gen del metabolismo de los ácidos grasos, Fabp4.

Utilizaron un sistema de interferencia CRISPR en el que la proteína Cas9 catalíticamente muerta y el ARN guía único se dirigieron a los adipocitos blancos con un péptido de fusión específico de tejido.

El complejo se internaliza con poca toxicidad para las células y, tras la internalización, el complejo de la molécula disminuye la expresión de Fabp4 y reduce el almacenamiento de lípidos en los adipocitos.

Demostrando que este método de entrega funcionó bien en las células, Chung y probó su terapia en modelos experimentales obesos que fueron alimentados con una dieta alta en grasas que conduce a la obesidad y resistencia a la insulina.

La represión al Fabp4 produjo una reducción del 20 por ciento del peso corporal y mejoró la resistencia a la insulina y la inflamación después de solo seis semanas de tratamiento. Se observaron mejoras sistémicas adicionales, incluida una reducción en la deposición de lípidos grasos en el hígado y triglicéridos circulantes reducidos.

El tratamiento estándar aprobado por la FDA actual mostró solo un 5 por ciento de la pérdida de peso corporal después de un año de tratamiento en humanos. Sin embargo, aunque esta terapia muestra resultados prometedores en el laboratorio, se requieren más estudios antes de que pueda utilizarse en el tratamiento clínico contra la enfermedad humana.

x