viernes 10.07.2020

8 de cada 10 consultas en farmacias están relacionadas con el coronavirus

La oficina de farmacia se convierte en punto de referencia de asistencia sanitaria
8 de cada 10 consultas en farmacias están relacionadas con el coronavirus

Con la suspensión de citas médicas en Atención Primaria, las oficinas de farmacia se han convertido en punto de referencia de asistencia sanitaria para muchos ciudadanos sobre coronavirus. A ellas están acudiendo los pacientes que no pueden ser atendidos en Primaria para obtener información, adquirir productos de primera necesidad y recibir consejo profesional. En concreto, 8 de cada 10 consultas en los últimos días tienen relación con las medidas de prevención del coronavirus mientras que 2 de cada 10 son referidas de forma exclusiva a la obtención de mascarillas, geles desinfectantes o alcohol.

Son datos de la Federación de Empresarios Farmacéuticos de Castilla La Mancha (FEFCAM), desde donde aseguran que, pese a que el suministro de algunos productos no se está realizando con normalidad y hay posibilidad de desabastecimiento en algunos de los artículos más solicitados, los farmacéuticos están trabajando sin descanso y “con el ánimo intacto para desempeñar una labor imprescindible”. En este sentido, la Federación quiere agradecer el “gran esfuerzo” que están realizando en el escenario actual, tanto titulares de oficina de farmacia como técnicos, adjuntos y distribución.

La afluencia de pacientes ha aumentado de forma significativa en las últimas semanas en las farmacias de Castilla La Mancha, donde los productos más demandados por los pacientes son geles desinfectantes y alcohol, sin contar las agotadas mascarillas.

“Aunque en las farmacias no se ofrecen todos los servicios que se daban hasta ahora como, por ejemplo, la toma de tensión, estamos informando a la población de forma constante sobre el COVID-19 y sus medidas de prevención”, afirma Mariano González, presidente de FEFCAM. Según indica, “los pacientes que acuden a nuestras oficinas de farmacia están mostrando una actitud muy cívica, esperando fuera del establecimiento hasta que salgan las personas que están siendo atendidas dentro para mantener la distancia de seguridad”.

González afirma, además, que “debemos tratar la enfermedad como si todo el mundo fuera positivo en COVID-19 y mantener las precauciones necesarias. Queremos trasladar un mensaje de ánimo a los compañeros que, como profesionales sanitarios, están afrontando esta crisis”.