lunes 13.07.2020

Para ASEDEF, un Pacto de Estado habría evitado situaciones adversas durante la pandemia

 

Insta a Gobierno y oposición a retomarlas conversaciones para firmar un Pacto de Estado para la Sanidad

Para ASEDEF, un Pacto de Estado habría evitado situaciones adversas durante la pandemia

La Asociación de Derecho Farmacéutico (ASEDEF) considera que el Pacto de Estado para la Sanidad habría evitado muchas de las situaciones adversas surgidas por la pandemia de COVID-19.

Por eso, ha dirigido sendas cartas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al líder de la oposición, Pablo Casado, instando a retomar las conversaciones para firmar un Pacto de Estado para la Sanidad, cuya necesidad ha quedado más patente, si cabe, por las debilidades que el sistema ha demostrado con la pandemia de COVID-19. Presidencia del Gobierno, a través del director de su Gabinete, confirma a ASEDEF “la importancia de un pacto de estado en materia sanitaria”.

La Asociación ha manifestado públicamente su preocupación al haberse demostrado que las crisis sanitarias tienen detrás una afectación directa sobre la economía y la sociedad de todo el país y pide.

En este sentido, en la medida que corresponda, exige a los dirigentes que sean más permeables y escuchen a estamentos, instituciones científicas y organizaciones sociales, que vienen planteando propuestas y medidas para salvaguardar la salud  y el bienestar de los ciudadanos y que, a su entender, solo garantizaría un Pacto de Estado por y para la Sanidad.

Propiciar un Pacto

En octubre de 2017, a raíz del documento firmado por el Grupo Popular y Grupo socialista del Senado, ASEDEF inició una serie de encuentros, 15 en total hasta 2019, entre expertos de distintas disciplinas relacionadas con la sanidad, Senadores, Diputados, Consejeros de Sanidad, Consejeros de Hacienda, instituciones profesionales de la salud, Organizaciones de pacientes y medios de comunicación, entre otros expertos, para desarrollar una serie de propuestas que propiciaran un Pacto de Estado para la Sanidad.

Se desarrollaron en total 160 propuestas, presentadas en el Senado, en septiembre de 2018, y el Congreso, en noviembre de 2019, y recogidas en sendos libros, para garantizar un Sistema Sanitario dotado de un nuevo marco de recursos económicos, profesionales y técnicos, capaces de dar respuesta, en tiempo y forma, a las necesidades de salud cotidianas y a las surgidas en momentos de emergencia como el que estamos viviendo.

Para Mariano Avilés, presidente de ASEDEF, “España siempre se ha sentido orgullosa de tener un Sistema Público Sanitario entre los mejores del mundo, hasta el momento en el que nuestro Sistema Sanitario se ha tenido que enfrentar al duro reto del coronavirus, que lo ha puesto y lo sigue poniendo a prueba”.

En su opinión, “deberíamos haber aprendido algo de la crisis sanitaria que aún padecemos, entre otras cuestiones: desterrar la desigualdad territorial que menoscaba la cohesión y la calidad; reformar el modelo de financiación y abordar la planificación de los recursos humanos. El diálogo social es la herramienta perfecta con la que se debe trabajar; apostar por la innovación en medicamentos y la tecnología en el diagnóstico para evitar la enfermedad; humanizar la atención sanitaria es un objetivo en algunas CC.AA. que deberá generalizarse; desburocratizar gestiones en las pruebas diagnósticas; establecer protocolos de coordinación con la Farmacia; revisar y actualizar leyes fundamentales en las que se ha basado el Sistema Nacional de Salud para hacerlas efectivas; establecer planes de contingencia y la regulación de indicadores para detectar crisis sanitarias, en fin un largo etcétera”, apunta Avilés.