Expertos advierten del error de eliminar el gluten de la dieta de las personas sanas

El 15% de los casos de celiaquía son formas atípicas difíciles de diagnosticar, siendo una tendencia al alta, en parte provocada por estas restricciones innecesarias en la dieta

Con motivo del Día Internacional del Celíaco, que se celebra el 5 de mayo, los especialistas de la SEPD(Sociedad Española de Patología Digestiva) insisten en que suprimir el gluten de la dieta sin haber recibido un diagnóstico de celiaquía por parte de un especialista, es un error por un doble motivo: porque puede causar efectos secundarios en el organismo de las personas sanas y también puede contribuir a que haya más casos de difícil diagnóstico.

De hecho, se calcula que el 15 por ciento de los casos de celiaquía son formas atípicas difíciles de diagnosticar, y que actualmente hay una tendencia a la alta de estos casos atípicos, en parte provocada por esta y la eliminación del gluten de la dieta en personas sanas que no han sido diagnosticadas de la enfermedad celíaca por un especialista.

En este sentido, Julio Valle Muñoz, especialista de Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario de Toledo y miembro de la SEPD, explica que “se ha convertido en una moda la eliminación indiscriminada de la dieta del gluten, lo que nos dificulta mucho el diagnóstico, porque entonces no podemos evaluar bien los daños. Incluso en determinadas ocasiones tenemos que volver a introducir el gluten en la dieta para hacer los estudios”.

Enfermedad celíaca en casos difíciles

Precisamente, en el marco del LXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), que se celebrará próximamente en Valencia, tendrá lugar la ponencia “El diagnóstico de la enfermedad celíaca en casos difíciles”. Como apunta Francesc Casellas Jordá, especialista en Aparato Digestivo y experto de la  SEPD, “aún no se conoce bien el mecanismo por el cual algunas personas con este condicionante genético se vuelven celíacas en un determinado momento de su vida (de niños, adultos e, incluso, después de los 60 años) y otras no. Es como si se pulsara un interruptor de la luz. Lo que está claro es que esta enfermedad es universal y tiene un tratamiento muy eficaz que es la exclusión completa y definitiva del gluten de la dieta”.

La realidad es que más de la mitad de la población española tiene el condicionante genético para ser celíaca, aunque solo una de cada 200 personas desarrolla la celiaquía. Afecta sobre todo a los niños, aunque puede afectar a individuos de cualquier edad y tiene una base hereditaria. “Pero nadie debería autodiagnosticarse y autoexcluir el gluten de su dieta sin existir un motivo ni haber sido estudiado ni diagnosticado por un especialista”, insiste en el experto.

De hecho, existen otros problemas distintos relacionados con el gluten que no son celiaquía como la sensibilidad al gluten no celíaca, aún poco conocida, por la cual hay personas que sienten molestias al tomar gluten sin ser celíacas, o la alergia al gluten. Por lo tanto, es crucial que un especialista estudie y diagnostique estos casos.

x