La factura electrónica no termina de cuajar en España

Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2017-2018

El uso de la factura electrónica en el sector farmacéutico español sigue siendo muy reducido a pesar de que en nuestro país ha crecido un 1,7 por ciento, alcanzando un volumen de facturación de 19.542,9 millones de euros según datos recogidos en el Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2017-2018.

Las empresas del sector farmacéutico emitieron el 0,12 por ciento de las facturas electrónicas y la representación de las recibidas rozan el 0,07 por ciento sobre un total de 181.884.086 documentos emitidos y recibidos. En el periodo analizado en el estudio, las empresas del sector farmacéutico emisoras de las facturas electrónicas representaron el 0,20 por ciento del total y las receptoras el 0,76 por ciento.

Por comunidades, Madrid, Cataluña y Andalucía fueron las que más facturas emitieron y recibieron, seguidas por País Vasco y Valencia. En cuanto al número de empresas que facturan electrónicamente por Comunidad Autónoma, Madrid, Valencia y Andalucía lideran el ranking de empresas que emiten facturas; seguidas de un segundo grupo de formado por Cataluña, Castilla y León y País Vasco, mientras que en recepción, Madrid, Cataluña y Andalucía encabezan el ranking de empresas; seguidas de Castilla y León, Valencia y País Vasco. En cuanto al número de documentos recibidos, Madrid, Cataluña y Andalucía siguen líderes, seguidas por Galicia, Valencia y Cantabria.

Por sectores, servicios, con un 55,92 por ciento en emisión y un 58,45 por ciento en recepción, continúa a la cabeza, seguido por industria, con el 41,80  por ciento de empresas en emisión y el 36,68 por ciento en recepción, el sector primario, con el 3,06  por ciento de empresas emisoras y el 3,21 por ciento de empresa receptoras, y otras actividades con el 0,71  por ciento en emisión y el 1,66  por ciento en recepción.

Ahorro

Según el estudio elaborados por SERES, gracias al uso de la factura electrónica, las empresas españolas se ahorraron en 2018 algo más de 900 millones de euros en la gestión de las facturas recibidas y 511 millones de euros en la gestión de las facturas emitidas. También se ahorraron 662.145 horas en la tramitación de las facturas recibidas y 106.963 horas en las emitidas, además de reducir de manera significativa el impacto medioambiental derivado de la eliminación del uso de papel.

El número de facturas electrónicas procesadas el pasado año en nuestro país ascendió a 181.884.086 documentos, un 14,92 por ciento más que en 2017. Del total, 147.953.331 documentos corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 22.292.891 a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 11.637.864 a ventas de empresas a particulares (B2C).

Futuro

Resultan relevante, sobre todo de cara al futuro, el éxito internacional de la factura electrónica y los impulsos dados por la Unión Europea por normalizar su uso entre los países miembros. Un impulso a que ha permitido el desarrollo, a lo largo de 2018, de un nuevo formato común de factura electrónica cuyo uso que será de obligatorio uso en las contrataciones públicas europeas a partir del 18 de abril de 2019. Por otro lado, señala SERES en su informe, a pesar de la contracción del crecimiento económico en la zona euro, todo parece indicar que 2019 será un año muy importante para la universalización de la factura electrónica en la UE.

 

 

x