martes 19/1/21

El farmacéutico, clave para la adecuada trasmisión de los avances de la investigación biomédica a la población

La Real Academia Nacional de Farmacia, junto con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid y MSD, ha organizado esta jornada para ayudar a los profesionales de la salud a recibir, aplicar y transmitir adecuadamente a los pacientes la investigación biomédica

Con el objetivo de impulsar una mejor formación en salud al paciente desde las oficinas de farmacia, la Real Academia Nacional de Farmacia (RANF), junto con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y MSD, ha organizado la jornada "Educación en Salud en las Oficinas de Farmacia" al recaer sobre la figura del farmacéutico la adecuada transmisión del conocimiento de forma eficaz y adaptada al entorno.

Esta jornada surge de la necesidad de ayudar a los profesionales sanitarios a recibir, aplicar y transmitir adecuadamente a los pacientes la investigación biomédica. "Nos encontramos ante un nuevo escenario en el que la industria trabaja para desarrollar nuevos medicamentos que permiten tratar enfermedades de una forma más eficaz y personalizada. Es importante que estos avances lleguen a la sociedad con la misma rapidez, por lo que es necesario trabajar en la formación continuada de los profesionales de la farmacia para que conozcan qué fármacos están a su disposición y cuáles son sus utilidades y aplicaciones", ha explicado Regina Revilla, directora ejecutiva de Policy, Communication & Corporate de MSD en España, durante el acto de presentación.

Junto a ella, ha intervenido el Dr. Mariano Esteban, presidente de la RANF. En su opinión, "la salud es el bien más preciado de la humanidad y tanto los gobiernos como las instituciones públicas y privadas tenemos el deber de velar por el cuidado y mejora de la salud de todos los ciudadanos".

En el acto de bienvenida también ha estado presente el Dr. Luis González, presidente del COFM, quien ha apuntado que "la sociedad actual está en constante y rápida evolución. La información en nuestra era se ha convertido en una prioridad, por lo que la labor de los profesionales sanitarios ha pasado a ser coadyuvante de la que el propio individuo adopta en torno a su salud. Sin embargo, educar es algo más que informar. Educar no es propagar conocimientos, sino que conlleva un cambio en la conducta, un aprendizaje y una responsabilidad compartida entre todos los agentes implicados. El papel que desempeña en la sociedad contribuyendo a la educación sanitaria de la población ha convertido al farmacéutico en un verdadero agente de salud".

Programas de educación en la oficina de farmacia

Con el objetivo de ayudar a expertos en medicamentos a que puedan trasmitir en su entorno, de forma sencilla y adecuada, las ventajas que estos nuevos avances suponen para su bienestar y cuidado, la jornada ha constado de tres intervenciones y un debate en el que diferentes expertos han presentado programas de educación en salud en las oficinas de farmacia y un modelo orientado a mejorar la adherencia al tratamiento del paciente diabético.

En este sentido el Dr. Antonio Borregón, director ejecutivo de MSD en España, ha presentado los programas de "Formación en Salud" que se están llevando a cabo y el impulso que esto supone para la compañía. "El desarrollo de programas de Educación de los pacientes es un compromiso de MSD desde su inicio. Una población más educada y concienciada sobre su salud es una población más sana y que requiere menos atención médica, lo que contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario. En este punto, el papel del farmacéutico como colaborador del sistema sanitario en la concienciación del paciente sobre este comportamiento de continuidad del tratamiento es clave, y además contribuye a comprender los problemas de salud de la comunidad y su mejor abordaje".

Ya centrados como modelo de trabajo en el paciente diabético, el Dr. Arturo Lisbona, del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario La Paz, ha expuesto el programa de "Educación en Diabetes". En su opinión "es imprescindible mejorar el conocimiento de la enfermedad de los pacientes diabéticos para que gestionen el autocuidado de su diabetes y mejorar así su control". Según este programa, el 50% de los pacientes diabéticos no están controlados y la obesidad es el principal factor de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad; por lo que la dieta y el ejercicio siguen siendo pilares fundamentales en su prevención y tratamiento.