martes 24/11/20

Los farmacéuticos comunitarios europeos piden su integración en las estrategias de vacunación antigripal

Llamamiento de la PGEU ante el inicio inminente de la campaña 2020-2021

La Agrupación Farmacéutica de la Unión Europea (PGEU) ha hecho un llamamiento a las autoridades sanitarias para que continúen y refuercen la colaboración con los farmacéuticos comunitarios y las organizaciones de farmacia e integren a los farmacéuticos en las estrategias nacionales de vacunación. En el actual escenario, la puesta en marcha de programas de vacunación antigripal será especialmente difícil, y es urgente poner en marcha campañas de vacunación eficaces que puedan ayudar a prevenir hospitalizaciones, garantizando el acceso adecuado y la aceptación de las vacunas antigripales, especialmente para los grupos de riesgo. La proximidad de la gripe estacional y el resurgimiento de casos de la COVID-19 en toda Europa van a suponer una enorme carga para los servicios sanitarios, que ya están sometidos a una gran presión.

En palabras del presidente de la PGEU, Duarte Santos, "No podemos detener el coronavirus todavía, pero podemos minimizar los efectos perjudiciales de una combinación de la COVID-19 y la gripe estacional en los sistemas de salud durante los próximos meses. Alentamos encarecidamente a los gobiernos nacionales a que hagan uso de la red de farmacias, ampliamente accesible en toda Europa, para contribuir a las estrategias de inmunización de forma eficiente y ampliar las oportunidades de vacunación".

Según ha manifestado, “Los farmacéuticos comunitarios son profesionales de la salud altamente capacitados y una fuente de información de confianza. Pueden desempeñar un papel clave en la identificación de pacientes en grupos de riesgo (ancianos, pacientes con enfermedades crónicas, inmunodeprimidos, etc.) y en el aumento de la confianza del público en la vacunación”.

En este sentido, Duarte Santos considera que “Los farmacéuticos deben colaborar estrechamente en la planificación de los programas de vacunación antigripal y recibir el apoyo y los recursos adecuados para atender a los pacientes. Como proveedores de atención médica en primera línea, también deberían ser incluidos en los grupos de acceso prioritario para la vacuna contra la gripe".