Importantes consecuencias sobre el beneficio de las farmacias por las medidas del Gobierno, según FEFE

También supondrán un perjuicio para la promoción de los genéricos

El Observatorio del medicamento del mes de abril apunta a repercusiones económicas negativas y consecuencias sobre el tejido industrial y el desarrollo del mercado de genéricos como consecuencia de las últimas medidas de control del gasto farmacéutico, según el análisis de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE). Medidas recogidas en los informes Programa Nacional de Reformas del Reino de España 2019; Informe sobre Spending Review de la AIReF, referido al mercado de productos financiados en el canal de oficinas de farmacia; y el Plan de Acción del Ministerio de Sanidad para fomentar la utilización de genéricos y biosimilares. Todos ellos aspiran a una reducción del mercado en torno a los 1.500 millones de euros en 2022, lo que supondría un descenso medio de facturación en las farmacias de unos 70.000 euros y un descenso del beneficio antes de impuestos de 18.000 euros.

Para FEFE, estas medidas de control de gasto farmacéutico supondrán, además de una reducción de la facturación y la rentabilidad de las oficinas de farmacia, un perjuicio para la promoción de los genéricos, ya que carecen de incentivos para los prescriptores y dispensadores, además de producir un empobrecimiento inmediato en las farmacias rurales y de menores ventas.

Programa Nacional de Reformas del Reino de España

Este Programa establece líneas generales de actuación para todo el ámbito económico y de gasto de las Administraciones Públicas, tanto en lo que se refiere a recaudación como a gasto. En lo referente al gasto farmacéutico, señala medidas como la puesta en marcha de subastas para la adquisición de medicamentos, o la continuidad del pacto con la industria farmacéutica, y hace referencia al informe encargado a la AIReF. Este documento, según FEFE, no difiere mucho en su estructura al entregado cada año por el Gobierno a la Comisión Europea.

Informe sobre Spending Review de la AIReF

Se refiere a la racionalización del gasto en medicamentos en Atención Primaria, a través de las oficinas de farmacia. La segunda parte, pendiente de publicar, recogerá el gasto de medicamentos en hospitales.

El objetivo que plantea es una reducción del gasto de 1.500 millones entre los años 2020 y 2022, a través de un conjunto de medidas como propuestas de subvención a las farmacias o desarrollo de los precios notificados para la industria farmacéutica, con limitaciones poco compatibles con la venta de medicamentos fuera de la financiación pública, en opinión de algunos expertos, quienes consideran que, aunque las medidas se presentan siempre referidas a la industria, el resultado final es que afectaran, y mucho, a las oficinas de farmacia, ya que estas constituyen el final de la cadena.

Plan de Acción del Ministerio de Sanidad para fomentar la utilización de genéricos y biosimilares

El crecimiento de los medicamentos genéricos se ha estabilizado en los últimos años y sigue sin encontrar una buena definición el impulso de los biosimilares, por lo que el Ministerio de Sanidad ha articulado un plan para su promoción que, como ha puesto de manifiesto Farmaindustria -señala FEFE-, olvida que en los medicamentos de marca se encuentra ya a precio de genérico el medicamento original de referencia.

En el año 2018 la penetración de los medicamentos genéricos, según el informe, se encuentra en el 47,2% en unidades y el 22,8% en valores, habiendo experimentado un ligero descenso desde 2017.

Para FEFE, el Plan hace abstracción de una realidad: los medicamentos genéricos han progresado en estos últimos años gracias al apoyo recibido por los farmacéuticos y a las mejoras en el margen que han obtenido, tal como ocurre en los Estados de la Unión Europea donde experimentan un mayor progreso.

La eliminación o la fuerte reducción de incentivos y las medidas coercitivas para su prescripción o dispensación no son el camino para fomentar el consumo de genéricos, apunta.

x