Las dos mujeres ingresadas el viernes no padecen fiebre hemorrágica

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid informa de que los análisis realizados por el Centro Nacional de Microbiología han dado negativos en las dos mujeres ingresadas el viernes en el Hospital La Paz-Carlos III y el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla

Entre el viernes y el sábado, dos pacientes ingresaron en las Unidades de Aislamiento del Hospital La Paz-Carlos III y el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla como casos de investigación, pero los análisis han dado negativos, por lo que se descarta que padezcan fiebre hemorrágica Crimea-Congo.

La paciente de La Paz-Carlos III ha sido dada de alta hospitalaria, y la paciente ingresada en el Gómez Ulla permanece en el centro, pero sin medidas de alto aislamiento. Por su parte, la paciente que sí se contagió por el virus al tratar al paciente que falleció el pasado 25 de agosto permanece en la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital La Paz-Carlos III y continúa estable dentro de la gravedad, según la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

282 personas vigiladas

El número de personas vigiladas por haber estado en contacto con pacientes afectados por fiebre hemorrágica Crimea-Congo ha aumentado de 190 a 282 como medida de "prevención y control", informa Ángel Gil, miembro de la comisión técnica para el estudio de esta enfermedad y portavoz del comité técnico de expertos y catedrático de Salud Pública.

De las 190 personas que se estaban estudiando hasta ahora en categoría de contactos, una manifestó alguno de los síntomas, que es la que fue ingresada en el hospital La Paz-Carlos III. De los 281 casos restantes de contactos en estudio ninguno tiene síntomas, ni requiere, en este momento, aislamiento domiciliario. "Muy posiblemente, en los próximos días, si esto evoluciona así, alguno podrá incluso abandonar ya el seguimiento y el control", señala Gil.

"Hay que tener presente que de cada 100 picaduras de una garrapata infectada solo el 10 por ciento manifiestan sintomatología", ha apuntado Gil, que se apoya en el caso del hombre que tiene una sintomatología "muy leve" y se ha "recuperado bien". "En Bulgaria se dan 15-20 casos al año y de esos hay mucha más picaduras, pero la aparición de la enfermedad es una frecuencia tremendamente baja", ha añadido.

x