"Un niño de 5 años debería de consumir un trozo de merluza equivalente a la palma de su mano"

El V Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias incide no solo en lo que comen los niños, sino también en qué cantidades

Solo el 44 por ciento de las familias españolas adapta las raciones de comida a la edad de sus hijos, y el 24 por ciento reconoce que les da la misma cantidad que a un adulto, según los resultados del V Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias.

“Los niños requieren un mayor aporte de energía y alimentos más nutritivos que un adulto porque realizan una intensa actividad física y debido al crecimiento característico de la etapa infantil, que es lento pero continuado. De ahí que las raciones tengan que adaptarse a la edad del niño. Es decir, en una familia con dos niños, uno de 4 años y otro de 8 años, la ración debe ser la adecuada para cada edad. En el caso de las carnes y pescados es aconsejable tomar como referencia el tamaño de la mano del niño. Así, un niño de 5 años debería de consumir un trozo de merluza equivalente a lo que ocupa la palma de su mano y de no más de un centímetro y medio de grosor”, explica Laura González, responsable de Nutrición de Nestlé España.

"Este tipo de consejos son los que necesitan las familias y los que incluye el Método Nutriplato que hemos desarrollado con el Hospital Sant Joan de Déu. Un método que, de forma ágil y sencilla, orienta a los padres sobre qué grupos de alimentos deben estar presentes en las comidas principales y cuál es la ración adecuada”, añade González.

Asimismo, los resultados muestran una relación entre los buenos hábitos y la implicación de los hijos en la cocina. Según los resultados del estudio, el 52 por ciento de los niños de entre 4 y 12 años ayuda a sus padres a preparar la comida y la cena en casa. Sin embargo, entre los niños que presentan exceso de peso, solo un 46 por ciento participa en la elaboración de los platos.

x