martes 07.04.2020

Sanidad impulsará una nueva estrategia de política farmacéutica

Illa reitera la intención del Gobierno de eliminar de forma progresiva los copagos farmacéuticos

Sanidad impulsará una nueva estrategia de política farmacéutica

El Gobierno va a impulsar a lo largo de esta legislatura diversas políticas farmacéuticas como, por ejemplo, la elaboración de una Ley frente a la Resistencia a Antibióticos, que dará el marco legal para establecer las estructuras, funciones y recursos necesarios que el Sistema Nacional de Salud (SNS), y de una Red Nacional de Evaluación de Medicamentos.

Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, donde ha explicado las principales líneas de actuación que va a llevar a cabo su departamento, entre las que ha destacado aquellas relativas al medicamento y terapias innovadoras. De hecho, ha informado de que se va a impulsar una nueva estrategia de política farmacéutica del sistema sanitario que, junto a las comunidades autónomas, permitirá mejorar la capacidad del SNS a la hora de anticiparse a los retos que supone la incorporación de los nuevos medicamentos, e incorporando nuevas herramientas para planificar, evaluar y mejorar la gestión de los mismos.

Además, Illa ha asegurado que la estrategia permitirá que se trasladen los avances científicos disruptivos con el "máximo rigor y la máxima rapidez" a los pacientes, de forma "segura, equitativa y eficiente", y teniendo en cuenta la sostenibilidad del sistema; así como promover la "formación e información independiente" a la ciudadanía; y desarrollar medidas que fomenten la investigación e innovación público y privada.

En este sentido, el ministro de Sanidad ha informado de que, en colaboración con el Ministerio de Ciencia e Innovación, se va a poner en marcha un Centro Nacional de Terapias Avanzadas. "Estamos viviendo un cambio de paradigma en la forma de tratar a los pacientes, especialmente en enfermedades como el cáncer por la aparición de las terapias avanzadas, las cuales suponen un desafío para los sistemas sanitarios y requieren de modelos organizativos y asistenciales innovadores", ha dicho Illa, para recalcar que la "proactividad en la política farmacéutica es clave para garantizar el acceso a los mejores medicamentos".

Ahora bien, el ministro de Sanidad ha avisado de que las nuevas terapias son caras, si bien ha mostrado su voluntad de introducirlas con "rapidez, eficacia y sin poner en riesgo la sostenibilidad del sistema". Al respecto, Illa ha explicado que las principales acciones que en este aspecto va a desarrollar su ministerio consistirán en reforzar la evaluación de la evidencia y el conocimiento científico disponible de las tecnologías y las prestaciones antes de que se incluyan en la cartera del SNS, así como "equilibrar la innovación con la sostenibilidad".

También, el Ministerio de Sanidad revisará tanto las cuestiones de precio como de la vigilancia de la utilidad terapéutica de los medicamentos que ya están financiados, e impulsará una Plataforma de Compras Centralizadas del SNS, que será gestionada a través del Instituto de Gestión Sanitaria. "La última compra centralizada de medicamentos, aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 11 de febrero 11 de febrero, por un importe de 391 millones de euros a la que se sumaron 10 comunidades autónomas, supuso un ahorro estimado para el conjunto del sistema de alrededor de 128 millones de euros", ha recordado.

Dicho esto, Illa ha reiterado la intención del Gobierno de eliminar de forma progresiva los copagos farmacéuticos, implantados por el Gobierno presidido por Mariano Rajoy en julio de 2012. De este modo, el ministro de Sanidad ha comentado que la voluntad del Ejecutivo socialista es comenzar con eliminar los copagos a los pensionistas en situación de mayor vulnerabilidad, que son los que tienen rentas inferiores a 11.200 euros anuales, y con las personas perceptoras de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo. "En total se beneficiarán de esta medida más de 7,8 millones de personas", ha aseverado.

x