El COFM celebra la nueva Ley de Farmacia

18 de enero de 2023

Entró en vigor el pasado 23 de diciembre

ley de farmacia madrid

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Manuel Martínez del Peral, considera que la nueva Ley de Farmacia madrileña, que entró en vigor el pasado 23 de diciembre, “es una excelente noticia para los pacientes y los profesionales sanitarios”, ya que responde “a muchas necesidades sanitarias y sociales de la población, como las relacionadas con el envejecimiento, la dependencia, el acceso seguro y cercano a los tratamientos o la prevención”.

Según ha informado el COFM en un comunicado, el presidente abordó este martes las novedades de la Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Comunidad de Madrid (LOAF) en un evento que contó, entre otros, con la participación de la directora general de Inspección, Ordenación y Estrategia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Elena Mantilla.

El presidente del Colegio se refirió a los nuevos instrumentos que la norma ofrece a los farmacéuticos para conseguir los mejores resultados en salud para los pacientes, una norma que, según señaló, incluye y “afecta a todos, a los farmacéuticos y al resto de profesionales sanitarios, a los pacientes y al conjunto de la población, en el cuidado de la salud y la calidad de vida de las personas”.

Apoyo

La nueva regulación ofrece, a su parecer, “un gran apoyo sanitario a los pacientes crónicos y agudos, a las personas que están polimedicadas o a la población dependiente al ampliar, por ejemplo, las funciones de las oficinas de farmacia y el rol sociosanitario de los farmacéuticos en la prevención de enfermedades, la promoción de hábitos de vida saludables o en el seguimiento farmacoterapéutico”.

Uno de los grupos de la población que se verá beneficiado por la ley madrileña son las personas en “situación de dependencia o discapacidad con pérdida de autonomía funcional y con dificultad o impedimento para desplazarse a la oficina de farmacia de su elección”.

Estos ciudadanos podrán solicitar la atención farmacéutica domiciliaria, una prestación que atiende una necesidad social básica como es la soledad y la dependencia.

“El servicio lo prestará, en exclusiva, un farmacéutico de la oficina de farmacia y requerirá de un desarrollo reglamentario para ser efectivo”, apuntó.

Igualmente, instó al Gobierno madrileño a desplegar la nueva regulación en todo su alcance, mediante el desarrollo de los reglamentos previstos en la norma, con el fin de mejorar la prestación farmacéutica que reciben los madrileños.