Dieta inadecuada y riesgo de diabetes

27 de abril de 2022

Una mala dieta, independientemente de los factores de riesgo genético, se asocia con un 30% más de riesgo de diabetes

Frutas

Una nueva investigación revela que una mala dieta, independientemente de los factores de riesgo genético, se asocia con un 30% más de riesgo de diabetes tipo 2, de modo que una dieta saludable está relacionada con un menor riesgo de diabetes en todos los niveles de riesgo genético.

Esta es la conclusión de un estudio realizado con más de 35.000 adultos estadounidenses por Jordi Merino, del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos), y sus colegas, y publicado en la revista ‘PLOS Medicine’.

Se sabe que tanto los factores genéticos como el estilo de vida contribuyen a la susceptibilidad individual a la diabetes de tipo 2. Estudios anteriores han demostrado que la adherencia a un estilo de vida saludable se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2 en todos los perfiles genéticos, pero no estaba claro si los perfiles genéticos, en parte, interactúan con los factores de estilo de vida.

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron los datos de tres amplios estudios de cohortes, que incluían 35.759 profesionales de la salud estadounidenses a los que se había hecho un seguimiento durante 902.386 años-persona.

Dieta de baja calidad

El equipo descubrió que, independientemente del riesgo genético, una dieta de baja calidad, en comparación con una dieta de alta calidad, se asociaba a un riesgo un 30% mayor de diabetes de tipo 2. El riesgo relativo de diabetes de tipo 2 era de 1,29 por aumento de la desviación estándar en la puntuación poligénica global -una medida de riesgo genético- y era de 1,13 por disminución de 10 unidades en el Índice Alternante de Alimentación Saludable, una medida de la calidad de la dieta.

La asociación conjunta de la baja calidad de la dieta y el aumento del riesgo genético fue similar a la suma del riesgo de cada factor por separado, lo que apoya aún más las asociaciones independientes. No obstante, una de las limitaciones del estudio es que el muestreo de la cohorte no es necesariamente generalizable a otras poblaciones.

Merino añade que “este estudio aporta pruebas de que el riesgo de diabetes de tipo 2 atribuido al aumento del riesgo genético y a la baja calidad de la dieta es similar a la suma de los riesgos asociados a cada factor por separado. Este conocimiento podría servir para informar y diseñar futuras estrategias para avanzar en la prevención de la diabetes”, concluye.