Inmunoterapia en el cáncer de pulmón

16 de diciembre de 2022

Una nueva combinación de inmunoterapia mejora un 63% la supervivencia de pacientes con alta carga mutacional en su tumor

Inmunoterapia en el cáncer de pulmón

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) ha demostrado que una nueva combinación de inmunoterapia mejora un 63 por ciento la supervivencia de pacientes con alta carga mutacional en su tumor.

Este estudio, publicado en la revista científica ‘JAMA Oncology’, es el primero de sus características en testar un nuevo enfoque para seleccionar pacientes con cáncer de pulmón avanzado candidatos a inmunoterapia y a los que, además, se les ha proporcionado una nueva combinación farmacológica, al añadir anti-angiogénicos, que potenciarían la acción de la inmunoterapia.

“En la actualidad seleccionamos pacientes candidatos a inmunoterapia en función de si tienen una alta expresión del gen PDL1. Esto nos limita, puesto que sólo un 20-30 por ciento de estos pacientes lo tiene presente”, ha explicado el presidente del GECP y autor principal del estudio, Mariano Provencio.

Por ello, con el nuevo enfoque propuesto por el estudio ‘TELMA’, los investigadores del GECP creen que podrán beneficiarse de la inmunoterapia un mayor número de pacientes.

“En este estudio, seleccionamos los candidatos en función de la Carga Mutacional Tumoral, como factor predictivo de respuesta. Es decir, aquellos pacientes con más de 10-15 alternaciones moleculares en su tumor, excluyendo aquellos que presentaban mutaciones de los genes ALK y EGFR y con independencia de la expresión de PDL-1, tratando con ello de hacer crecer el abanico de pacientes potencialmente candidatos a inmunoterapia“, ha detallado Provencio.

Los datos de respuesta al tratamiento y supervivencia del estudio mejoran el estándar actual. “Hemos constatado que la combinación de atezolizumab con bevacizumab como primera línea de tratamiento en pacientes con cáncer de pulmón avanzado y alta carga mutacional eleva las tasas de supervivencia, con respuestas al tratamiento duraderas y un perfil de seguridad y toxicidad favorable”, ha señalado el presidente del GECP.

Así, con el tratamiento estándar actual, la supervivencia libre de progresión es de 7,7 meses, mientras que en el estudio del GECP se alcanzan los 13 meses, un 63 por ciento más. Además, un 72 por ciento de los pacientes participantes en el estudio sobrevivió durante el primer año.

“Los hallazgos sugieren que este nuevo enfoque podría añadirse a los potenciales tratamientos para este grupo poblacional. Obviamente, es un estudio académico fase II y debería dar lugar a estudios adicionales que lo confirmasen”, ha asegurado el doctor Mariano Provencio.

Con este estudio, los investigadores españoles del GECP aportan una nueva forma de seleccionar pacientes con cáncer de pulmón metastásico para monoterapia (sin quimioterapia) y una nueva combinación de tratamiento.