La falta de adherencia al tratamiento y a las medidas higiénico-dietéticas es uno de los mayores problemas en prevención secundaria

25 de octubre de 2021

Es fundamental que exista una buena comunicación entre el paciente y el farmacéutico comunitario para mejorar la adherencia terapéutica.

La falta de adherencia al tratamiento y a las medidas higiénico-dietéticas es uno de los mayores problemas en prevención secundaria

La adherencia al tratamiento es necesaria para alcanzar los objetivos propuestos. Sin embargo, solo la mitad de las personas que salen de la consulta del médico con una prescripción tomarán el fármaco según las indicaciones recibidas.

Entre las razones para incumplir el tratamiento farmacológico, el olvido es la más habitual. La no adherencia al tratamiento no solo aumenta el coste de la atención médica, sino que puede empeorar la calidad de vida.

Los objetivos del Servicio de Adherencia Terapéutica son maximizar la efectividad y seguridad del tratamiento, optimizar los recursos sanitarios disponibles, mejorar la calidad de vida de los pacientes, fomentar la educación sanitaria en la sociedad, y registrar y documentar la intervención profesional.

Simplificar la prescripción

El procedimiento del Servicio de Adherencia Terapéutica en Farmacia Comunitaria se puede agrupar en las técnicas que se dirigen a simplificar el régimen de prescripción, reduciendo el número de dosis diarias. Esto se puede conseguir con la utilización de formulaciones de liberación controlada o reduciendo el número de fármacos diferentes utilizando, por ejemplo, fármacos en combinación a dosis fijas.

Por su parte, las pautas conductuales proveen al paciente de recordatorios o ayudas de memoria (a través de llamadas telefónicas, mensajes o correo electrónico), de sistemas de dosificación con alarmas que recuerdan la hora de la toma o de organizadores de medicación.

Otra clase de intervención consiste en monitorizar la toma de medicación por medio de calendarios de cumplimiento donde se anota que se ha tomado la medicación y se ofrecen recompensas en caso de cumplimiento terapéutico,…

Pautas educativas

Con respecto a las educativas, hay que recordar que se trata de aproximaciones didácticas orientadas a que el paciente adopte voluntariamente una actitud positiva frente a la medicación, a través del aumento de conocimiento sobre su enfermedad, el tratamiento y la importancia de la adherencia a este.

En el primer contacto con el citado servicio, tanto paciente como farmacéutico deben firmar un documento de consentimiento informado en el que se constata que se conoce el Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT) y que se puede abandonar libremente.

El paciente facilita la información relativa a sus tratamientos actualizados y si hay cambios en dichos tratamientos; el farmacéutico puede informar al médico de incidencias surgidas en el proceso.

Datos a recabar

Los datos que el farmacéutico debe recabar son quién es el paciente, datos personales y sanitarios, antecedentes, medicamentos que utiliza o ha utilizado, con el nombre del medicamento, quién se lo ha prescrito, fecha de prescripción/dispensación, fecha de inicio, pauta, adherencia y duración del tratamiento.

También tiene que recopilar datos sobre las enfermedades diagnosticadas, grado de preocupación, conocimiento y control, o parámetros biológicos (análisis, valores antropométricos….).

Calendario de adherencia personalizada

EI calendario de adherencia personalizado sirve para evaluar e intentar mejorar la adherencia al tratamiento de las personas con múltiples patologías crónicas. Se organiza en días. En cada uno de ellos aparece la medicación, hora a la que se tiene que tomar y cómo se debe tomar. Se puede marcar con una X la casilla de la derecha de la medicación una vez que se ha tomado.

El apoyo social y familiar también es importante para reforzar la adherencia terapéutica. Las intervenciones incluidas en este grupo tienen como objetivo mejorar la adherencia a través de un buen soporte social, con programas de ayuda domiciliaria, concesión de ayudas para el pago de la medicación, prescripción de medicamentos con mejor relación coste-beneficio,…, y la implicación de la familia o los amigos en el control de la enfermedad y de la medicación.

Consecuencias

La falta de cumplimiento terapéutico conlleva múltiples consecuencias, tanto clínicas como económicas, derivadas del incremento de la mortalidad o la morbilidad. La importancia y el horizonte temporal en que se desarrollarán dichas consecuencias dependerán  del tipo de fármaco prescrito y de la enfermedad para la que esté destinado su uso.

La falta de adherencia al tratamiento y a las medidas higiénico-dietéticas es uno de los mayores problemas en prevención secundaria. Para mejorarla, es necesario que el paciente y su familia o cuidadores participen en las cuestiones a adoptar. En este sentido, es imprescindible ofrecer al paciente información sobre su enfermedad, que entienda realmente su situación y que vea la necesidad de adoptar las medidas para reducir su riesgo y no volver a sufrir un evento cardiovascular.

Reducir el LDL

En este contexto, las Guías de la Sociedad Europea de Cardiología 2019 hacen la recomendación de utilizar estatinas en pacientes con enfermedades coronarias, entre las que se incluye la aterosclerosis, para reducir su riesgo cardiovascular. El objetivo es conseguir cifras de colesterol cuanto más bajo mejor, situándose la cifra de LDL inferior a 70 mg/dl en los pacientes de alto riesgo y de 55 mg/dl en los individuos de muy alto riesgo.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Atención Primaria Ana Belén Resano Igal, Mª Jesús Esparza Urisarri, Benito Ojeda Bilbao y Sebastián Recaj Ibáñez, de Pamplona, y Juan María Rubio López, Isabel Crespo Villarejo, Agustina María Barneo Martínez, Miguel Gutiérrez Paredes, Manuel Jesús Sánchez Gil y Benjamín Avilés Moya, de Jaén.