Las farmacias de barrio, las más desfavorecidas con el fin del teletrabajo

17 de diciembre de 2021

Las cercanas a los centros de salud han podido aumentar sus ventas, pero sin llegar a niveles anteriores a la pandemia

farmacia de barrio

Durante este año, con el fin del teletrabajo, la evolución de muchas farmacias ha dependido de dónde se encontraban ubicadas o el tipo de farmacia que eran.

Tal y como explica Patricia Fernández, responsable del departamento de Gestión de clientes y Contabilidad de Asefarma, se puede afirmar que “la venta en las farmacias ha subido en general, sobre todo si se compara con los resultados que se obtuvieron en el pasado 2020”.

Sin embargo, en ese ejercicio de comparación, “las más desfavorecidas o las que menores incrementos han experimentado, han sido las farmacias de barrio, ya que, con el fin del teletrabajo y la vuelta al presencial a las oficinas en muchas empresas, ha dejado de concentrar las compras de muchos de sus clientes que tenían el domicilio más cercano a ellas”. En contrapartida, “las farmacias de paso han podido recuperar parte de su venta”.

En el caso de las farmacias cercanas a los centros de salud, “han podido aumentar bastante sus ventas, pero sin llegar a niveles que pudieron registrarse, por ejemplo, en 2019. Esto se explicaría porque, en realidad, los centros de salud no están funcionando de manera normal a día de hoy”.