Los españoles siguen descuidando el control del colesterol 

5 de abril de 2022

Aunque lo identifiquen como peligroso

colesterol

Ante la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares en nuestro país, la coordinación entre los médicos de Atención Primaria (AP) y farmacéuticos comunitarios es una pieza fundamental para el diagnóstico, control y seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes diagnosticados de dislipidemia. En la actualidad, las enfermedades cardiovasculares originan en España el 28,3 por ciento de las defunciones. En cuanto a la dislipidemia, su prevalencia en la población española mayor de 18 años asistida en AP es del 50,3 por ciento. 

Los españoles siguen descuidando el control del colesterol

Según se recoge en un estudio demoscópico realizado por Mylan, una compañía de Viatris, con el apoyo de IQVIA, a finales del año 2020, el 90 por ciento de los españoles considera el colesterol (c-LDL) peligroso o muy peligroso para la salud. Sin embargo, esta percepción tan alta de su riesgo no se corresponde en igual medida con su control. Así, de esta encuesta se desprende que 3 de cada 5 adultos españoles no se han medido los niveles de colesterol (c-LDL) en los últimos 12 meses. Además, dos de cada cinco españoles cree tener el colesterol en los niveles recomendados y, sin embargo, presenta valores altos o que están en el límite. Estos datos ponen de manifiesto que hay un interés social por el colesterol (c-LDL), pero aún existe un desconocimiento de lo que es el riesgo cardiovascular.

Por este motivo, La Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) han consensuado y protocolizado la derivación de los pacientes al médico de familia con el objetivo de neutralizar la actual pandemia de la enfermedad cardiovascular.

El Protocolo de dislipidemias pretende impulsar y optimizar el necesario consenso para el abordaje del paciente con dislipemia en el ámbito de la Atención Primaria de Salud. El mismo recoge, además de los datos de derivación al médico, las cifras de colesterol en las cuales es importante la valoración farmacéutica y el seguimiento por parte del farmacéutico comunitario. Esto permite clasificar de manera ágil y certera las derivaciones entre médicos y farmacéuticos en el campo de las dislipemias.

Vicente J. Baixauli, presidente de SEFAC, ha explicado que la importancia del protocolo reside en la definición de unos criterios claros para el farmacéutico: “Gracias a este protocolo, el farmacéutico tiene unos criterios claros de derivación que aplica y permite la continuidad del seguimiento del paciente en el centro de salud”. Por eso, ha insistido en que “existen numerosos escritos relacionados con las dislipidemias, pero hasta el momento no se había trabajado un documento tan específico para el farmacéutico y que se convirtiera en una herramienta que aportase una mayor seguridad al profesional a la hora del cribado y la derivación al especialista de atención primaria”.

Por su parte, José Polo García, presidente de SEMERGEN,  señala que “el Protocolo de Dislipidemias que trabajamos de la mano de SEFAC es un punto de inicio para el buen control del paciente crónico”. En rueda de prensa ha señalado que “el grado de control de los pacientes con dislipemia ronda el 33%, una cifra muy baja y que es muy mejorable”. En este sentido, -ha añadido- “la función del farmacéutico comunitario puede ayudar en la educación sanitaria y la adherencia terapéutica para un mayor control de esta patología”.

La importancia de la Farmacia Comunitaria en el cribado 

La dislipidemia continúa siendo una patología infradiagnosticada e infratratada en todos los ámbitos asistenciales. En este sentido, según Maite San Saturnino, presidenta de Cardioalianza, “es importante realizar campañas de detección precoz del riesgo y para eso, las farmacias son un agente sanitario que puede contribuir a ello”. “Desde las organizaciones de pacientes insistimos en el control del riesgo y realizamos también acciones de información y concienciación”, añade.

En palabras de Jesús C. Gómez, presidente de la Comisión Ejecutiva de la Fundación SEFAC y farmacéutico comunitario en Barcelona, la farmacia comunitaria tiene tres roles fundamentales respecto al control del colesterol (c-LDL): la educación sanitaria, el cribado y el refuerzo de la adherencia. “Una de las funciones que tenemos es concienciar a la gente de la importancia de cuidarse de las dislipemias, además de la prevención de la enfermedad y de promover la mejora del cuidado de la salud”, asegura. Y añade que “desde la farmacia se pueden hacer cribados para detectar niveles elevados de colesterol (c-LDL) que nos pueden orientar hacia dónde va la situación de un paciente”. Por último, durante la rueda de prensa ha comentado que “los farmacéuticos son expertos del medicamento y por eso, a través del seguimiento, tienen que tratar de evitar en los pacientes los resultados negativos a la medicación”.

En este contexto, la Fundación SEFAC con la colaboración de la Fundación VIATRIS organizan conjuntamente la Segunda Semana de la Información y Cribado de la Hipercolesterolemia en la Farmacia Comunitaria con el fin de sensibilizar a la población de que este problema de salud se puede prevenir y tratar. Durante esta campaña, los farmacéuticos participantes podrán intervenir en un webinar específico para profundizar en su formación.

El cribado del colesterol en la farmacia

Este año, con el objetivo de seguir trabajando por un mayor control de las dislipemias, la Fundación SEFAC pone en marcha de la mano de la Fundación Viatris una nueva campaña. En el año 2021, 231 farmacias españolas se implicaron para evaluar el control del colesterol (c-LDL) de 845 personas que, por determinadas causas, podían tener el colesterol (c-LDL) elevado. De esta campaña se concluyó que casi un 40 por ciento de las personas que se midieron el colesterol (c-LDL) fueron derivadas al médico o a un especialista médico. Además, a más del 20 por ciento se les instauró o bien un tratamiento, donde la estatina fue la más prescrita por el médico de familia para un control de la patología, o bien un complemento alimenticio; aquellos que tienen base de levadura de arroz rojo y otros componentes, fueron los más recomendados por los farmacéuticos para un mantenimiento de los niveles de colesterol (c-LDL).

En el Consenso de Prevención Primaria publicado el año pasado por la SEC se recomiendan “aquellos nutracéuticos que combinen varios componentes de origen natural ya que son los que tendrían una mayor eficacia”. Del mismo estudio se desprende que los nutracéuticos son una de las herramientas identificadas por los ciudadanos para el control del colesterol (c-LDL). Sin embargo, es importante destacar que no todos los complementos alimenticios son iguales en cuanto a eficacia, evidencia científica, seguridad y calidad. Entre los diferentes nutracéuticos, se deberían emplear aquellos con las evidencias científicas más sólidas.

En este contexto, Javier Anitua, director de la Fundación Viatris, ha puesto de manifiesto que dentro de las principales líneas de actuación de la Fundación Viatris están la educación en salud (fomentando hábitos saludables), la prevención y el diagnóstico precoz. Por ello, el firme compromiso de nuestra Fundación con la prevención cardiovascular. “Dentro de este compromiso destaca nuestro esfuerzo en aportar soluciones contra las enfermedades cardiovasculares a través de patrocinios de documentos como el protocolo de dislipidemias SEFAC-SEMERGEN y campañas que promueven la educación y prevención de las enfermedades crónicas. Y es que, hay que recordar que, en España, la prevalencia de hipercolesterolemia en la población adulta es del 50 por ciento. De este porcentaje, solo el 23,7% estaría siendo tratado y solo el 13,2 por ciento controlado”.

Bibliografía

Instituto Nacional de Estadística. Defunciones según la causa de muerte. Año 2018. Nota de prensa publicada 19/12/2019 [consultado 14 Jul 2020]. Disponible en: http://www.ine.es/prensa/np896.pdf

Cinza Sanjurjo S, Llisterri Caro JL, Barquilla García A, Polo García J, Velilla Zancada S, Rodríguez Roca GC, et al., Investigadores del estudio IBERICAN. Descripción de la muestra, diseño y métodos del estudio para la identificación de la población española de riesgo cardiovascular y renal (IBERICAN). Medicina de Familia SEMERGEN. 2020; 46:4–15. https:// doi.org/10.1016/j.semerg.2019.10.006

Encuesta IQVIA realizada por Viatris. Muestra de 1.000 personas. Septiembre 2020.

Llisterri Caro JL, Martínez Gómez JC, Ruiz García A, Alins Presas J, Rodríguez Arcas MJ, García Zaragoza E. Protocolo de dislipidemias. Manejo compartido entre médicos de familia y farmacéuticos comunitarios. Ed. SEFAC-SEMERGEN. Madrid, 2020.

Barrios V, et al. Recomendaciones para mejorar el control lipídico en pacientes en prevención primaria. Documento de consenso de la Sociedad Española de Cardiología. REC CardioClinics 2021.

Magnitude and Management of Hypercholesterolemia in the Adult Population of Spain. 2008-2010, The ENRICA Study. Rev Esp Cardiol. 2012;65(6):551–558