La pandemia ha cambiado el manejo de la patología respiratoria y plantea una tendencia hacia la medicina personalizada

9 de septiembre de 2022

Las UCRIs han sido esenciales en el manejo del paciente COVID e insuficiencia respiratoria grave evitando el ingreso en UCIs de casi la mitad de los pacientes graves

La pandemia ha cambiado el manejo de la patología respiratoria y plantea una tendencia hacia la medicina personalizada

La pandemia de la COVID se instaló en nuestras vidas hace dos años impactando directamente en la salud respiratoria de la población. Un hecho que ha obligado, tanto a los profesionales de Atención Primaria como a los especialistas en el campo de la Neumología a vigilar de cerca la influencia del coronavirus en pacientes con enfermedades respiratorias crónicas y a buscar nuevas formas de manejar a los afectados por la COVID.

En este periodo de adaptación a la nueva realidad, las Unidades de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRIs) se han multiplicado y han jugado un papel relevante en la gestión de la pandemia evitando el 50% de los ingresos de neumonía grave por COVID1.

Según los datos expuestos en VI Edición de las Jornadas de Jefaturas de Servicio de Neumología de Andalucía y Extremadura, celebradas en Córdoba, las áreas de unidades de cuidados intermedios respiratorios y de soporte respiratorio no invasivo (SRNI) se han triplicado desde el inicio de la pandemia en 15 hospitales de primer y segundo nivel en Andalucía, Extremadura y Ceuta. Además, cuentan con cerca de 50 camas, un número cinco veces mayor que antes de la aparición de la infección por SARS-CoV-2.

Consolidar y planificar las UCRIs

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) cifra el incremento de las camas de las UCRIS en cuatro veces su capacidad. En los meses de mayor demanda asistencial, calculan que han llegado a tener el doble de pacientes de las UCIs, unidades que también sufrieron un incremento de camas de hasta un 300% de su capacidad, según datos de esta sociedad científica2.

En este escenario y con las miras puestas en el futuro sanitario, especialistas que han analizado la actividad de las UCRIs durante la pandemia han subrayado en un artículo en Archivos de Bronconeumología que: “Se hace necesario consolidar y planificar la gestión de las UCRI creadas y generar una red de UCRI en todas las autonomías”. El objetivo que plantean es doble, por un lado, contener la ocupación de camas UCI y, por otro, asegurar tratamiento a los pacientes con techo terapéutico1.

Secuelas respiratorias de la COVID

El hecho de que el coronavirus sea un virus respiratorio hizo temer, en un principio, por la predisposición de los enfermos respiratorios a contraer la infección, así como a manifestarla de forma más grave. Tras la experiencia clínica acumulada y los datos aportados al Registro SEMI-COVID, elaborado por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), hoy sabemos que esta infección ha tenido más impacto en pacientes con EPOC y menos en los afectados de asma3.

Asimismo, se conoce que aquellos que han tenido una enfermedad más grave, un síndrome de dificultad respiratoria aguda o necesitaron ingreso en UCI pueden tener síntomas respiratorios como consecuencia de las secuelas de los daños sufridos, como cambios fibróticos pulmonares, opacidades o áreas de neumonía organizada5.

Aunque ya se van conociendo las secuelas causadas por la COVID, hay investigaciones que aún están en activo. Un buen ejemplo es el estudio puesto en marcha por el INCLIVA (Instituto de Investigación Sanitaria) para analizar el desarrollo de fibrosis pulmonar en pacientes con neumonía por COVID-19 tras el alta hospitalaria4.

Este trabajo, que tiene previsto culminarse en diciembre de este año, complementa y da continuidad al estudio ‘Cambios en los test de función pulmonar en pacientes con neumonía por SARS-CoV-2’, que reveló que la mitad de los pacientes con neumonía moderada o severa causada por COVID presentó, a los seis meses del alta, una alteración de la difusión pulmonar. Asimismo, señaló que el 22% de los pacientes más graves pueden presentar en un futuro cambios fibróticos pulmonares y un aumento de los biomarcadores séricos relacionados con la fibrosis pulmonar4.

Hacia una medicina de precisión

Como retos de futuro, el manejo de la enfermedad respiratoria debe incrementar la detección precoz de las patologías con mayor morbimortalidad. Un contexto en el que ya se está trabajando para implantar programas de cribado de patologías como el cáncer de pulmón. Otras medidas preventivas están relacionadas con la implantación de un calendario vacunal para el adulto con patología respiratoria, como vienen reclamando desde SEPAR5.

Entre los grandes avances que se presentan en el manejo de este tipo de enfermedades tiene que ver con la medicina de precisión, donde cada paciente recibe el tratamiento más apropiado según sus propias características. Aunque en Neumología queda mucho camino por recorrer, en el campo del manejo de la EPOC y del asma se ha avanzado en el descubrimiento de biomarcadores que permitan seleccionar grupos de pacientes con respuestas similares a tratamientos o patrones de la propia enfermedad5,6.

En este sentido, se ha avanzado en los conceptos de fenotipos de la EPOC y en los “rasgos tratables” de la enfermedad, siendo la presencia de eosinófilos en sangre periférica el que más se han estudiado. No obstante, es un aspecto que solo es útil en la prevención de exacerbaciones en los pacientes que las tienen de forma frecuente6.

También ha habido un avance importante en el manejo del cáncer de pulmón con la identificación de dianas moleculares que han cambiado la historia natural de la enfermedad de muchos pacientes. De hecho, hoy no se entiende su abordaje sin un estudio molecular que permita su correcta caracterización y tratamiento5.

 

Referencias:

1 Candela Caballero-Erasoa, Natalia Pascual Martínez, Olga Medianob, Carlos Egea Santaolalla. Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) en la pandemia COVID-19 en España. La realidad. Archivos de Bronconeumología. Vol. 58. Issue 3. Pages 284-286 (March 2022). DOI: 10.1016/j.arbres.2021.10.004

2 Jiménez, C., Peces Barba, G. et al. Documento SEPAR sobre la organización de los cuidados respiratorios en la COVID-19. Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). 2021. Disponible en: https://www.separ.es/node/45

3 Registro SEMI-COVID-19. Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Disponible en: https://www.fesemi.org/investigacion/proyectos/registro-semi-covid-19

4 Un estudio de INCLIVA analiza el desarrollo de fibrosis pulmonar en pacientes con neumonía por COVID-19 tras el alta hospitalaria. INCLIVA. 20 de enero de 2022. Disponible en: https://www.incliva.es/un-estudio-de-incliva-analiza-el-desarrollo-de-fibrosis-pulmonar-en-pacientes-con-neumonia-por-covid-19-tras-el-alta-hospitalaria/

5 Avances y retos de la patología respiratoria postpandemia. El Médico Interactivo. 9 de marzo de 2022. Disponible en: https://elmedicointeractivo.com/avances-y-retos-de-la-patologia-respiratoria-postpandemia/

6 José Manuel Díaz López, Beatriz Giran González, Bernardino Alcázar-Navarrete. Medicina personalizada en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica: ¿cómo de cerca estamos?. Archivos de Bronconeumología. Vol. 56. Issue 7. Pages 420-421 (July 2020). DOI: 10.1016/j.arbres.2019.09.002