Pérdida de audición debido al uso de auriculares

16 de noviembre de 2022

Mil millones de jóvenes corren el riesgo de perder la audición por la música alta en los auriculares y los locales

Cómo prevenir la pérdida auditiva

Más de mil millones de adolescentes y jóvenes corren el riesgo potencial de padecer pérdida de audición debido al uso de auriculares y audífonos y a la asistencia a locales con música a alto volumen, según concluye un análisis de datos agrupados de las pruebas disponibles, publicado en la revista de acceso abierto ‘BMJ Global Health’.

Por ello, los investigadores reclaman que los gobiernos de todo el mundo deben dar prioridad urgentemente a las políticas de “escucha segura” para salvaguardar la salud auditiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 430 millones de personas en todo el mundo padecen actualmente una pérdida de audición discapacitante. Los jóvenes son especialmente vulnerables debido al uso de dispositivos personales de escucha (DPE), como teléfonos inteligentes, auriculares y cascos, y a la asistencia a locales con música a gran volumen, en medio de una escasa aplicación de la normativa.

Decibelios de los dispositivos personales

Las investigaciones publicadas anteriormente indican que los usuarios de DPE suelen elegir volúmenes de hasta 105 dB, mientras que los niveles sonoros medios en los locales de ocio oscilan entre 104 y 112 dB, lo que supera los niveles permitidos (80 dB para los adultos y 75 dB para los niños), aunque sea durante periodos de tiempo muy cortos.

Los investigadores querían medir la prevalencia de las prácticas auditivas inseguras entre los adolescentes y los adultos jóvenes para crear una estimación global del número de personas que podrían correr el riesgo de sufrir una pérdida de audición, con el objetivo de informar sobre las políticas basadas en la evidencia para salvaguardar la salud auditiva.

Para ello, buscaron en las bases de datos de investigación los estudios pertinentes publicados en inglés, francés, español y ruso, en los que participaran personas de 12 a 34 años y que informaran sobre los niveles de salida de los dispositivos medidos objetivamente y la duración de la exposición.

Diseño de la investigación

Se incluyeron 33 estudios, correspondientes a datos de 35 registros y 19.046 participantes; 17 registros se centraban en el uso de estos dispositivos y 18 en lugares de ocio ruidosos.

Y calcularon el número global de personas que podrían estar en riesgo de sufrir una pérdida de audición teniendo en cuenta la población mundial estimada de 12 a 34 años en 2022 (2.800 millones) y las mejores estimaciones de exposición a prácticas auditivas inseguras de los dispositivos o los lugares de ocio ruidosos derivadas de la revisión sistemática.

El análisis de los datos agrupados indica que la prevalencia de las prácticas auditivas inseguras por el uso de dispositivos y la asistencia a lugares de entretenimiento ruidosos es común en todo el mundo: el 24% y el 48%, respectivamente, entre los adolescentes y los jóvenes.

Basándose en estas cifras, los investigadores estiman que el número mundial de adolescentes y adultos jóvenes que podrían correr el riesgo de sufrir una pérdida de audición como consecuencia de ello oscila entre 0,67 y 1,35 mil millones.

Los investigadores reconocen algunas limitaciones en sus conclusiones, pero sus resultados les llevan a concluir que “hay una necesidad urgente de que los gobiernos, la industria y la sociedad civil den prioridad a la prevención de la pérdida de audición en el mundo promoviendo prácticas de escucha segura”.